Colectivo Emancipacion Proletaria:  ¡¡Abajo el estado de sitio!!

¡¡La única pandemia es el capitalismo imperialista!!

 

 

La burguesía en Bancarrota ha logrado sacar a los explotados de las calles sin pelea, las organizaciones que se reclaman de la clase trabajadora y las más férreas defensoras de la libertad han entregado las garantías democráticas de la clase trabajadora y el pueblo sin luchar. Este periodo pasara a la historia como el periodo en el que como en una película de Hollywood toda organización que se reclama del proletariado ha rendido las calles al enemigo de clase en pos de un enemigo invisible que transcendería a las clases sociales.

 

Una furibunda campaña de terror transmitida en cadena mundial y por todos los medios de comunicación del planeta informa de un nuevo y extraño virus que mataría a “los humanos” en general producto de afecciones respiratorias. Este temible virus habría asesinado a miles de explotados en China, ahí donde los mandarines rojos se hicieron multimillonarios como socios menores de las multinacionales imperialistas sobre las peores condiciones de superexplotación a los trabajadores, que se encontraba en estado de ebullición teniendo como epicentro Hong Kong. La amenaza del nuevo virus logro sacar a los insurrectos de las calles en el momento del peor crack de la economía imperialista, peor incluso que el de 1929. La recesión, el parate de la economía ha sido asegurado con una “cuarentena” que impidió que los explotados respondieran redoblando la lucha, al saqueo y la bancarrota que la burguesía pretende descargar sobre los explotados con despidos masivos, cierres de empresas, fabricas, espantosos golpes inflacionarios y demás pestes que instrumenta para hacer pagar sus crisis. Cuarentena le ha llamado la burguesía a un estado de sitio en el que a los explotados se los ha confinado en sus viviendas mientras las fuerzas de seguridad hacen las tareas de limpieza de los infectados. Vestidos de mamelucos blancos y munidos con armas automáticas encerrándolos en cubiles para nunca más volver a verlos. Rápidamente este virus se expandió al resto del mundo. Se transmiten alarmantes archivos de audios y videos de gente muriendo de afecciones respiratorias, de pasillos de hospitales atestados con pacientes tirados en el suelo. En Francia la trataron de imponer el estado de sitio, pero los que combaten a Macron hace mas de un año no compraron el cuento y se negaron a soltar las calles volviendo a enfrentarse con la policía asesina de la quinta república. La alarma rápidamente recorrió el planeta y golpeo en Europa y América, donde también se impone este estado de sitio por causas “sanitarias” como en ocasión de las pestes medievales. Con los militares y las policías en las calles.

 

¡¡Los explotados vivimos en una permanente pandemia!!

 

Declaramos absolutamente falsas todas las causas con las que la burguesía impuso este estado de sitio, jamás un patrón paro la línea de producción cuando un trabajador muere en “accidentes” producidos por las pésimas condiciones en las que nos obligan a ganarnos el pan y producir sus fabulosas ganancias. Gritamos a los 4 vientos que esto no es mas que un estado de sitio ya que jamás alarmo a nadie las condiciones en las que nos atendemos en la salud publica devastada que trabaja a ritmos extenuantes y con salarios de hambre, siempre hemos estado en hospitales con las guardias rebalsadas, colapsadas de pacientes críticos, sin insumos y con la muerte como posibilidad cierta ya sea por falta de atención, medicamentos o alguna infección intrahospitalaria. Toda la vida la patronal nos ha odiado y nos ha asesinado en el camino al trabajo, en el trabajo, de enfermedades, de descomposición social, de femicidio, de gatillo fácil, de envenenamiento y contaminación, de abortos clandestinos y todos los días de hambre.

 

Declaramos sin miedo a la campaña de terror que la burguesía pregona día y noche para pánico de la clase media y la aristocracia obrera: ¡¡Se están alarmando por la situación permanente de salud de la mayoría de los explotados en la salud publica!! ¡¡Lo que les alarma y temen no es mas que nuestra realidad cotidiana, las cifras y los muertos!! ¡¡Ese terror los ha llevado a correr despavoridos a los brazos del verdugo!! Entregaron las conquistas que le arrebatamos a la burguesía a precio altísimo: la lucha por la aparición con vida de los 30 mil desaparecidos de la última dictadura militar, los caídos derrotando el estado de sitio de De La Rua el 19 y 20 de diciembre de 2001, kosteky y Santillán, Solano, Luciano Arruga, López, Santiago y Rafael Nahuel entre tantos otros. Les horroriza correr la suerte que los explotados, a los que la burocracia sindical y abandono en el desamparo del desempleo y de la supervivencia cotidiana corremos en las urgencias y hospitales públicos. 15 niños muertos por desnutrición declarados en el norte del País no provocaron jamás que un patrón pare de ganar, nunca los mas de cien muertos en inundaciones, en la masacre ferroviaria de once y en tantas a los que nos tiene acostumbrados hicieron que esta clase parasita parara la máquina de moler carne.

 

Denunciamos como gorila la campaña “quédate en tu casa” y “nos cuidamos entre todos” eso no es otra cosa que unidad nacional bajo el mando de los patrones fascistas de la tiple A y los milicos genocidas.

 

Muchísimos no tenemos casa, y una multitud tenemos casas en condiciones espantosas que no garantizan las más mínimas condiciones sanitarias, quédate en tu casa cuando se vive al día es una condena a morir de inanición. Es una falacia que “nos cuidamos entre todos” los que compramos la comida del día vimos como en estos 20 días los precios pegaron un salto sideral carcomiendo los bolsillos de todos y haciendo imposible alimentarnos mínimamente. Es una falacia porque la milicada cebada en las calles nos verduguea por salir a buscar el sustento en estas condiciones de hambruna, nos “baila” y verduguea como en los peores años de la dictadura genocida mientras a la clase media Alta la se la ve paseando alegremente por parques y plazas. Mientras la burguesía sique su vida de excesos en la más absoluta normalidad disfrutando de todo lo que nos ha robado. En este contexto toda nuestra solidaridad con todos los super explotados del planeta que como parias recorren las calles buscando el sustento, en especial a los inmigrantes apresados en las cárceles de frontera de EEUU y los refugiados que hacinan y matan en Grecia y los presos políticos de la revolución chilena.

 

Hacemos responsables a las direcciones de los sindicatos que abandonaron a los estamentos más super explotados, a los organismos de DDHH que de antemano ya habían entregado al gobierno peronista el 24 de Marzo, a los que se adaptaron sin chistar, hacemos responsables a los partidos y corrientes que se reclaman de la clase obrera en especial a la banda parlamentaria consejera de la burguesía del FITU que no llamaron a resistir la imposición de este estado de sitio y que por el contrario lo alientan. Porque por mas que mendiguen “presupuesto de salud” eso a la burguesía se impone con la lucha como gustan decir “en las calles” y jamás en videoconferencias ni en comités de crisis comunes con la burguesía. Jamás, pero jamás dejar la vida y la salud de los explotados en manos del enemigo de clase. A las organizaciones de desocupados que se reclaman clasistas que han devenidos temerosos en gestores de la dadiva estatal y agentes de propaganda sanitaria del estado.

 

 Sepan todos los que cedieron a la psicosis agitada por todos los medios posibles que no vamos a permitir esta capitulación escandalosa que sobrepasa todas a las que nos tienen acostumbrados pase inadvertida ni que sea olvidada.

 

Llamamos a romper el sitio, a organizarnos con los trabajadores a los que siguen explotando en las fabricas que si pueden dar ganancias en este momento de bancarrota generalizada de capital, llamamos a tomar la resolución de nuestros problemas en nuestras manos, garantizando la asistencia a los compañeros a los que este régimen de guerra les ha hecho imposible la subsistencia, a resistir, a los trabajadores a poner en pie sus comités de fábrica, en los barrios las asambleas y comités de seguridad y salubridad, para recuperar las calles y porque los hospitales no atienden las dolencias que ya teníamos es necesario que atendamos las necesidades mas elementales.

 

 Mendoza: una capitulación que corona un vergonzoso prontuario.

 

Mendoza en particular dentro de la Argentina había conseguido en los últimos días de 2019 una victoria inmensa, logro hacer retroceder al imperialismo y a sus agentes de los flamantes gobiernos nacional y provincial, los que por sobre cualquier grieta y en total sintonía votaron contaminarnos el agua, a lo que respondimos con una inmensa pueblada que no dudaron en tratar de aplastar con los perros de caza de la policía, intento que derrotamos en las calles y que ante el riesgo de contagio de la revolución chilena los hizo retroceder con la cola entre las piernas, quedando el régimen totalmente deslegitimado.

 

Los líderes sindicales, de movimientos sociales, y de asambleas del agua entregaron el control de las calles sometiéndose mansamente al estado de sitio, a la policía que hace unas semanas nos reprimió a balas, palos y gases…. Entregaron la relación de fuerzas conquistada en las calles, las calles mismas y nuestra salud a las disposiciones de los que demostraron toda su voluntad de envenenarnos el agua con cianuro. Hoy estamos cercados en nuestros barrios, con la policía requisando en todos los accesos e impidiéndonos el transito para tareas tan elementales como conseguir el sustento.

 

Si en el resto del planeta y del país esto es oprobioso acá es un total escándalo, no importa cuanto hayan lloriqueado el 24 de marzo por las redes y todos los juramentos de “la lucha continua” “30 mil compañeros desaparecidos presentes” poniendo pañoletas blancas en las ventanas de sus casas que ninguna patota va a ir patear la puerta porque obedientemente se sometieron al sitio, negando en los hechos la lucha de aquellos que contra todo prejuicio, acertados o equivocados cayeron luchando por las convicciones que incineraban sus pechos. Hoy nos han encerrado y los genocidas son liberados con el mismo argumento, de esto no se vuelve.

 

La pandemia asesina sigue su curso implacable pero los que firmamos esto hablamos de la real pandemia, la del capitalismo imperialista y sus representantes, los gobiernos locales. Hemos vivido décadas en condiciones paupérrimas y de esas mismas condiciones nos dotamos de solidaridad y organización para la contraofensiva, pero esta vez tenemos claro donde está parado cada uno.

 

Asamblea Oeste Mendoza 27 de Marzo de 2020

 

ADHIERE. COLECTIVO EMANCIPACIÓN PROLETARIA.