Capitulo I: UNA REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICA QUE SE HA PUESTO INCOMPLETA Y EN PELIGRO TOMANDO COMO CULPADA LA CONTRARREVOLUCIÓN APOYADA POR EL IMPERIALISMO

REVOLUCION Y CONTRA-REVOLUCION EN EL MUNDO ÁRABE:

UNA PRUEBA CRUCIAL PARA LOS REVOLUCIONARIOS

Resolución del Comité Ejecutivo Internacional de la Corriente Comunista Revolucionaria Internacional-CCRI (Inglés-RCIT) 31 de mayo de 2015, www.thecommunists.net

 

1.            El proceso de la revolución árabe marcada por las luchas heroicas de las masas, por las victorias parciales, así como derrotas contrarrevolucionárias- es el caso de la lucha de clases más importante desde el inicio del nuevo periodo histórico de decadencia del capitalismo en 2008. Ellos han sido una prueba crucial para revolucionário em todo el mundo. Se confirmó los hallazgos y análisis programático de RCIT para Revolución árabe , como se desarrollaron en nuestros diversos documentos en los últimos años. La comprensión de estas lecciones, así como adoptar el programa correcto para el próximo período es crucial para los revolucionarios para hallar el camino para futuros eventos turbulentos de luchas de clases.

 

UNA REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICA QUE SE HA PUESTO INCOMPLETA Y EN PELIGRO TOMANDO COMO CULPADA LA CONTRARREVOLUCIÓN APOYADA POR EL IMPERIALISMO

 

2.            Ha cerca de cuatro años y medio, la revolución árabe comenzó en Túnez y se extendió rápidamente a Egipto, Libia, Bahrein, Siria y Yemen. Sus causas fundamentales son una combinación de:

i) La ardiente furia de las masas tras décadas de vivir en enorme pobreza.

ii) El sufrimiento que resulta de la tiranía de dictaduras corruptas, las cuales eran lacayas serviles del imperialismo.

iii) La derroca de Estados Unidos como potencia hegemónica imperialista (Afganistán, Irak), así como la derroca de Israel, el estrecho aliado occidental y pequeño estado imperialista en la región (guerras del Líbano y Gaza) - por lo tanto, las masas árabes se sintieron alentados por la debilitación visible de los poderes imperialistas occidentales que hacían el papel de los partidarios tradicionales de los dictadores árabes.

iv) Por último el fomento de la lucha de liberación causado por convulsiones fundamentales del mundo imperialista desde el inicio del nuevo período histórico revolucionario en 2008.

3.            Aunque en algunos países trabajadores y pobres lograron éxitos y algunos derechos democráticos, al menos temporalmente, al derroque de las viejas dictaduras, en ninguna parte han tenido éxito en la realización de la revolución democrática, menos incluso, terminar con la pobreza y la súper-explotación por parte de los monopolios imperialistas y las grandes potencias. Esto sólo será posible, si se hace la revolución permanente, como lo dijo y lo explicó hace casi un siglo, León Trotsky - El líder de la Revolución de Octubre (Rusia, 1917), junto con V.I.Lenin. Revolución permanente significa una revolución social victoriosa, que mezcla la lucha por los derechos democráticos con la expropiación de los monopolios imperialistas de la burguesía interna y la destrucción del viejo aparato estatal capitalista. Así halla el camino, para la creación de repúblicas obreras, campesinas y la formación de la federación socialista del Magreb y del Mashreq (ambos constituyen respectivamente el mundo árabe del norte de África y Oriente Medio).

4.            En cambio, de pronto a los levantamientos populares espontáneos, variados dirigentes burgueses y pequeñoburgueses la tomaron para sí, incluso, algunos fomentaron la ilusión de que las luchas de las masas podrían ser exitosas a través de manifestaciones pacíficas llevándose a cabo con una organización por intermedio de las redes sociales. Ya otros propagaron la orientación que sigue a la democracia parlamentaria y el liberalismo. Otra tendencia fue el camino que indica un cambio hacia la mezcla de la democracia burguesa y la agenda religiosa (al-Ikhwan, la Hermandad Musulmana y Ennahda Partido-renacentista-Túnez). Sus directrices en común eran:

i) El no, al aplaste del viejo aparato estatal - como siempre dominada por la burocracia de las fuerzas de represión y estrechamente alineado con los grandes capitalistas nacionales, así como en consonancia con las potencias imperialistas.

ii) Aceptar que sectores claves de la economía quedasen en manos de las corporaciones privadas.

5.            Bajo el predominio de los sectores burgueses y pequeño-burguesas por sobre los movimientos democráticos aseguraron que ellos iban fallar, no logrando avanzar en el proceso revolucionario. Así, los primeros avances revolucionarios de los trabajadores y más pobres que lleva al derrocamiento de Ben Ali, Mubarak y Saleh Kadaffi en 2011- fueron en vano. En muchos casos fueron frenados por los nuevos regímenes burgueses. Estos regímenes, ao mismo tiempo se vieron obligados a permitir que ocurrieran más derechos democráticos – lo que enseña la fuerza de la lucha del pueblo – pero, también prepararon nuevos ataques contra los trabajadores y los pobres en nombre del imperialismo (Libia después Kadaffi, Morsi en Egipto, Ennahda en Túnez , al-Hadi en Yemen). En Bahrein la intifada popular fue aplastada por el reino saudí en nombre del imperialismo en marzo de 2011.