Manifiesto por la Liberación Revolucionaria: IX. Las antiguas grandes potencias imperialistas: la Unión Europea, América del Norte y Japón

 

 

Desde el final de la II Guerra Mundial los EE.UU. han sido el poder dominante absoluto entre los estados imperialistas. El surgimiento de China y Rusia ha finalizado este período, aunque los EE.UU. siguen siendo la potencia más fuerte en térinos relativos. Su caída ha provocado, por un lado, el ascenso del ala ultra-reaccionaria, racista y agresiva de la burguesía con apoyo significativo entre la clase media (movimiento del Tea Party, Donald Trump) y, por otra parte, en un aumento de la lucha de clases (la huelga de Verizon, el movimiento Black Live Matters).

 

El gobierno de Shinzo Abe, refleja la determinación de la clase dominante japonesa para avanzar en las reformas internas en contra de la clase trabajadora, así como para derribar la constitución "pacifista" y transformar a Japón en una gran potencia militar agresiva.

 

La clase obrera en Europa se enfrenta a una ofensiva reaccionaria de la clase dominante. Sus gobiernos combinan una continuación de su ofensiva de austeridad con el aumento del chovinismo contra los migrantes (especialmente los musulmanes) y el establecimiento de Estados policiales anti-democráticos, así como con el aumento de aventuras militares en el exterior (principalmente en el Norte de África y Oriente Medio). La aceleración de las contradicciones capitalistas intensifican dos tendencias: por un lado el sometimiento de los países europeos semi-coloniales (por ejemplo, Grecia, Portugal, Irlanda y Europa del Este) bajo el dictado de los principales grandes potencias de la UE (Alemania, Francia); por el contrario el conflicto entre aquellos sectores de la burguesía imperialista europea que se esfuerzan hacia la formación de un super-estado imperialista pan-europea y los que optan por un estado nacional "independiente" imperialista (por ejemplo, el referéndum BREXIT en Gran Bretaña).

 

Las tareas cruciales para los revolucionarios en el próximo período son:

 

* Luchar contra la ofensiva de austeridad, así como contra el chauvinismo y el militarismo de la propia clase dominante imperialista;

 

* Apoyar la lucha de los países semi-coloniales como Grecia para salir de la UE; ningún apoyo para la UE ni para ningún Estado nacional imperialista independientel - abstención en cualquier referéndum en estados imperialistas sobre la cuestión de permanecer o salir de la UE; por los Estados Unidos Socialistas de Europa!

 

* Lucha contra los partidos reformistas - por nuevos partidos obreros!

 

Free Homepage Translation