Manifiesto Comunista Revolucionario de la CCRI: III. El mundo por el cual nosotros luchamos

Si lograrmos derribar la dictadura de la clase capitalista global y establecer una república de la federación mundial socialista de los trabajadores y camponeses, nosotros podríamos todos vivir bién y estamos ansiosos para un futuro seguro y pacífico. La miseria en que el capitalismo conduz a la humanidad, no es dada por Dios ni es inevitable. La humanidad tiene una alternativa y esa alternativa es sencillamente que la humanidad tenga su destino en sus proprias manos. Una pequeña minoría, como hace la clase dominante, no puede reprimir y explotar a la gran mayoría. Nosotros tenemos una posición categórica con relación a cualquier forma de dominación de clase – o sea, la eliminación de todas las formas de explotación y opresión. Defendemos el contrario, que los trabajadores hagan la gestión de todos los aspectos de la sociedad, por la propria sociedad, eso sí es lo necesario-, que la clase trabajadora gerencie al Estado. Eso significa el comunismo.

 

Este objetivo no puede, naturalmente, realizarse de la noche a la mañana. El peso de la carga impuesta sobre la humanidad por millares de años de existencia de la sociedad de clasis es mui grande. Pero la construcción global del socialismo para el siglo 21 puede traer la humanidad para más cerca de este objetivo y crear enormes mejorías en la vida de gran mayoría de manera rápida y inmediata.

 

En el socialismo del siglo 21, las decisiones se tomarán por la gran mayoría de la populación que trabaja. La clase obrera, los campesinos y los pobres urbanos (incluyendo aquellos que aún están en la activa o jubilados) van discutir en sus consejos - o sea, reuniones regulares en el trabajo y en las escuelas, en los barrios – las principales questiones locales y generales de la sociedad y eligir delegados de acuerdo con sus decisiones, los necesarios medios para implementar estas decisiones. Estos delegados serán responsables por aplicar las decisiones (o sea, ellos tendrán, por lo tanto, que responder por sus actos). Además de eso, podrán ser votados a cualquier momento y recibir un salario medio de trabajadores cualificados. Este principio de democracia y de consejos de delegados revogables si aplica a todos los niveles de la sociedad: los consejos locales eligen delegados que, por su vez, selecionan los delegados regionales y nacionales y, por fin, los pueblos van a decidir, internacionalmente questiones globales.

 

Estas decisiones, que tienen significado solamente locales, son decididas localmente. Decisiones de importancia general para la sociedad, las quales también requieren el uso de grandes recursos, deben ser tomadas en el lugar apropriado – en estructuras de Consejos nacionales o internacionales.

 

En el socialismo del siglo 21 los pequeños campesinos y comerciantes no serán forzosamente expropiados como fue el caso bajo el dominio de la burguesia stalinista. Por supuesto que queremos un uso socialmente beneficioso de los recursos. Para eso una gran división social del trabajo y de la producción en unidades mayores es esencial para superar la pequeña propriedad fragmentada (propriedad y trabajo de un pequeño pedazo de tierra para si mismo y su familia, en lugar de todos). Pero los agricultores y pequeños empresarios deven ser convencidos de los beneficios y no deben ser fozados a acatar a este principio. Nuestro principio es coletivización voluntaria en lugar de desapropriación forzada.

 

El socialismo del siglo 21, es, por lo tanto, profundamente extraño ao gobierno o mismo a la existencia de una casta de burocratas distantes – como fue en Unión Sovietica, Europa de Leste, China, Sudeste de Asia y Cuba. Nunca más deberá el concepto de socialismo y comunismo ser desacreditado debido a la dictadura de una burocracia - es decir, una capa distante, privilegiada - en contra de la clase trabajadora. El socialismo del siglo 21, por lo tanto, no podrá ser a través de un estado de partido único. Ni el socialismo del siglo 21 podrá tener nada en común con un régimen bonapartista dirigida por un caudillo ("líder") - en combinación con un parlamento burgués - tal como existe actualmente en Venezuela bajo Chávez.

 

El socialismo del siglo 21 la humanidad no estará sirviendo la economía, por el contrario, la economía va a servir a las necesidades de la humanidad. Esto sólo es posible en el contexto de una economía planificada democráticamente. Los medios de producción no son de propiedad privada, pero bajo la propiedad social. Ellos no son administrados por burócratas gubernamentales individuales. Además, la economía no será fragmentada entre muchas cooperativas pequeñas e independientes que están en constante competencia entre sí - en lugar de colaborar juntos - y perdiendo de esta manera los recursos económicos. En el socialismo, ninguna cantidad de frutas y verduras será destruida y mucho menos los sacos de café se verterán en el mar con el fin de mantener bajos los precios. Los gasto totalmente innecesario en la publicidad (por ejemplo, anualmente en los EE.UU. 2 a 2,5% del producto interno bruto total que se gasta para este propósito) va a desaparecer de un golpe y será reemplazado por información útil y objetiva a los consumidores a través instituciones sociales que requieren menos recursos y son por lo tanto más eficaz.

 

En lugar de ello, nosotros que somos los productores, los trabajadores y campesinos en las fábricas y en el campo controlaremos la producción. En los consejos las necesidades sociales serán anotadas, las prioridades serán definidas y con la ayuda de expertos tendremos en cuenta la viabilidad técnica de un plan económico detallado que será desarrollado e implementado.

 

Dicha planificación nacional e internacional de la economía no es de ninguna manera una ilusión. En la era de las computadoras y la Internet esto no es problema. De hecho, todas las empresas ya están trabajando sobre la base de los planes nacionales e internacionales y la coordinación de las unidades de producción global de hasta varios cientos de miles de empleados. ¿Por puede ser posible un plan para obtener el beneficio, pero no es posible para obtener la necesidad y la satisfacción social?! Si unos pocos cientos de corporaciones capitalistas multinacionales pueden controlar la economía mundial, por que la planificación internacional de la economía, después de la conversión de estas empresas en la propiedad pública, de repente ya no será posible?

 

En virtud de este socialismo del siglo 21 es que se puede eliminar hasta a la vez el problema del hambre y la pobreza. Millones de personas sufren de hambre no se debe a que los recursos naturales de la Tierra son insuficientes para 7 mil millones de personas. De acuerdo con el representante de la ONU Jean Ziegler, tenemos los recursos para alimentar a 12 mil millones de personas con facilidad. Sí, pero sólo si ellos no están subordinados a los intereses de las ganancias y desperdiciados y destruidos por ninguna razón!

 

La revolución continuará incluso en el período de desarrollo de la sociedad socialista. Vamos a tener que reducir y superar viejos prejuicios y formas tradicionales de opresión social. Dicha revolución cultural es una herramienta vital para acabar de una vez por todas con la discriminación y la opresión de las mujeres, las minorías nacionales, los jóvenes, las minorías sexuales, etc.

 

El socialismo sólo puede existir a nivel internacional. Si la revolución permanecer aislada en un país o algunos países, debe, tarde o temprano, inevitablemente degenerar y el irse al colapso. Las fuerzas productivas ya se han desarrollado de tal manera que sólo puede crecer a través de los intercambios internacionales y la división internacional del trabajo. Por otra parte, la clase dominante capitalista va a defender su poder y privilegios por todos los medios. Si pudieramos derrotarlos en un país, ellos atacarán internacionalmente esta revolución victoriosa. En última instancia, el destino del socialismo se decide en la guerra civil a nivel mundial del proletariado y sus aliados contra la clase capitalista internacional.

 

El socialismo no puede lograrse gradualmente, ni de forma pacífica y ni a través de la conquista de una mayoría socialista en el Parlamento, porque el capitalismo no es más que una dictadura de la clase capitalista - abierta o escondida detrás de un parlamento. Nunca en la historia la clase explotadora renunció a su poder voluntariamente. Sólo la fuerte lucha armada puede asegurar la victoria de la revolución. ¿Quién no conduce sistemáticamente la revolución hasta el fin, éste será castigado con la contra-revolución, y por lo tanto sufrirá más opresión. Los bolcheviques comunistas, por lo tanto, no ocultan las medidas necesarias para resolver la cuestión del poder. Ellos dicen abiertamente que la cuestión del poder sólo puede ser resuelto a través de una revolución socialista violenta. Ellos dicen abiertamente que la cuestión del poder sólo puede ser resuelta a través de una revolución socialista violenta. Revolución significa levantamiento armado y la guerra civil de la clase obrera organizada, dirigida por un partido revolucionario. La revolución es la lucha por la dictadura del proletariado - la dirección de la sociedad bajo el control de los explotados. En efecto, sólo en tal estado es que las masas pueden ser liberadas del yugo de la dominación capitalista, la economía puede planificarse teniendo en cuenta los intereses de la sociedad, y los enemigos de clase que luchan contra la mayoría (los trabajadores) pueden ser detenidos y la revolución puede ser extendida a nivel internacional.

 

Bajo el término "dictadura del proletariado" Nosotros, los marxistas entendemos que el gobierno de la clase trabajadora (el proletariado), basado en las masas explotadas. La mayor parte de la sociedad por sobre la minoría de capitalistas derrocados y expropiados. La dictadura del capital (del capitalismo) - esta es la dictadura de una minoría sobre el mundo, por sobre la mayoría de la gente, es la mano invisible del dinero del gobierno. La dictadura del proletariado, por el contrario es el gobierno abierto, un gobierno transparente y controlado por los ex explotados por sobre los antiguos exploradores.

 

Hablamos de una "dictadura" porque la transformación de la sociedad de clases burguesa a una sociedad comunista sin clases, inevitablemente encuentra fuerte oposición de las antiguas clase de exploradores, junto con sus cómplices, las potencias imperialistas. Esta resistencia contra-revolucionaria debe - en pro de la liberación de la humanidad - suprimirse con todos los medios políticos, militares e ideológicos. La dictadura del proletariado es la "dictadura" de la mayoría de la sociedad, actuando en interés de la humanidad y, por lo tanto, es lo opuesto a las dictaduras de hoy en día, que son las instituciones de la clase capitalista para oprimir a la mayoría.

 

A diferencia de la dictadura del capital, la dictadura del proletariado, suprime todas las fuerzas que luchan contra una sociedad próspera para todos. Suprime todas las fuerzas que quieren recrear el viejo orden que tenía una gran cantidad de valor sólo a un pequeño grupo, y que significaba la miseria y la muerte de millones de personas. Por tanto, se suprimen los exploradores de hoy y sus secuaces, que no quieren ceder a los deseos de las masas para la paz y la prosperidad, pero que quieren seguir explorando. Del mismo modo, el deseo de un asesino en masa de matar debe ser eliminado en el interés de la humanidad, por lo que el deseo del "capitalista" que impulsa a la humanidad a su destrucción tendrá que ser eliminado. La dictadura del proletariado, que en realidad es más democrático que cualquier forma capitalista de gobierno, debe entenderse en este sentido.

 

Free Homepage Translation