Declaración de la Agrupación de Lucha Socialista ante la situación política en el país

 

¡No basta echar abajo las reformas, pasemos a la ofensiva! ¡Muera el mal gobierno!

 

https://agrupaciondeluchasocialistablog.wordpress.com/2016/07/02/declaracion-de-la-agrupacion-de-lucha-socialista-ante-la-situacion-politica-en-el-pais/

 

 

Con las cámaras empresariales presionando por la entrada de la fuerza pública, las amenazas del Secretario de Gobernación de despejar violentamente los bloqueos carreteros que mantienen las comunidades oaxaqueñas y los llamados del Senado de la República a aplicar la fuerza para “recuperar la normalidad” en la entidad, comienzan a cerrar filas todas las fuerzas del orden contra el movimiento magisterial y popular en Oaxaca. El gobierno, aunque se encuentra replegado tras la derrota que sufrió en Nochixtlán y las enormes movilizaciones nacionales e internacionales de solidaridad con el magisterio, está aprovechando la simulación mediática del “diálogo” en Gobernación para recomponerse y preparar una nueva represión; con ello, se están sentando las condiciones para un choque de fuerzas de gran envergadura entre el magisterio y demás sectores populares en lucha contra las fuerzas del régimen, de igual o mayor alcance al protagonizado por la APPO hace 10 años; entonces, hay que preparar más organizada y férreamente la resistencia, retomando las lecciones del proceso político en 2006.


A diferencia de hace 10 años, en que el conflicto se concentró en la ciudad de Oaxaca y se mantuvo aislado a nivel nacional, en la actual coyuntura la movilización se extiende en gran parte del país, los bloqueos carreteros se efectúan también en entidades como Chiapas, Nuevo León, Guerrero, Tabasco y Michoacán (asestando un fuerte golpe a los bolsillos de la burguesía nacional e internacional), y las barricadas están esparcidas (permanente o intermitentemente) por gran parte del territorio oaxaqueño. Por tanto, hay mejores condiciones hoy para derrotar al gobierno, tanto a nivel estatal como nacional.


En el caso de Oaxaca, con una mayor coordinación logística y preparación material para el enfrentamiento, hay grandes posibilidades de resistir nuveamente el embate represivo, y pasar inmediatamente, hacia la conformación de comités de acción popular para desconocer en los hechos las instituciones gubernamentales en Oaxaca -sin esperar a que el Senado decrete la desaparición de poderes en la entidad. En ese sentido saludamos la decisión del pueblo de Nochixtlán de convertirse en autogobierno, erigiendo una Comisión de Gobernabilidad encargada de administrar el municipio.


Pero es necesario expandir dicho proceso en todo el estado con acciones decisivas (ocupación del Congreso y del Ejecutivo, toma y gestión popular de los medios de comunicación, así como generalización de brigadas de autodefensa y comités para el control del abasto, entre otras medidas inmediatas) orientadas a instaurar un Gobierno Popular con todos los sectores en lucha representados (maestros, comunidades, estudiantes, sindicatos, empleados, campesinos, indígenas, etc.), convirtiendo a cada escuela, centro de trabajo, plaza pública, barrio y comunidad en un centro neurálgico de poder, con barricadas interconectadas para replegar a las fuerzas del orden y mantener el control del territorio.


Una vez derribando a Cue y habiendo conformado el nuevo Gobierno popular, deberá comenzar inmediatamente a decretar medidas para expropiar a las transnacionales en el estado, desarmar a los cuerpos policiacos llamando a la deserción en masa de los policías para pasarse con sus armas del lado del pueblo -aprovechando la inconformidad que han venido expresando- y constituir los nuevos órganos de poder con base en la participación de todo el pueblo oaxaqueño, donde cada poblado, comunidad, municipio y región elija sus delegados a un Congreso Estatal para elaborar un Programa de Gobierno que responda a las necesidades de los oaxaqueños (obras y servicios públicos, apoyos sociales, cancelación de megaproyectos privatizadores, recuperación de tierras, etc.) y un plan de acción para sostener una lucha de largo aliento vinculada a nivel nacional con las otras secciones magisteriales y sectores en lucha alrededor del país -pues no podemos volver a quedar aislados del escenario nacional como ocurrió en 2006-, llamando desde Oaxaca a la conformación de un Frente Nacional de Lucha, con delegados de cada organización, asamblea, comunidad, sindicato, escuela, etc.


No hay que olvidar que la situación tiene repercusiones a nivel nacional. En lo inmediato, como primer paso, se torna urgente el reforzar y generalizar los bloqueos del magisterio en otros estados para obligar al gobierno a dispersar sus fuerzas represivas y con el objetivo de impedir o entorpecer el traslado de las tropas hacia Oaxaca; además, se hace necesario el llamado a todos los sindicatos democráticos a estar dispuestos a movilizar a sus bases y parar labores en sus centros de trabajo a nivel nacional para responder contundentemente a la represión, y de igual forma, a MORENA y todas las organizaciones políticas y movimientos sociales a repudiar con acciones masivas todo intento de agresión contra el magisterio y pueblo oaxaqueños que nuevamente son el principal bastión de la lucha de clases en México. En los siguientes días, se torna necesario tensar las fuerzas en todo el país, seguir y difundir continuamente la información de lo que ocurra en Oaxaca y otros estados, concentrarse en los plantones de la capital y de las distintas entidades, preparar el apoyo logístico y monetario hacia el movimiento, lanzar brigadas a las calles, etc.


Por último, es imprescindible tener en consideración que aunque el gobierno lograra golpear duramente a Oaxaca, ello solo implicaría perder una batalla, pero el movimiento a escala nacional no sería derrotado, pues en estos momentos el régimen se encuentra a la defensiva, tambaleando no solo en Oaxaca sino a nivel nacional, por lo que es imprescindible hacer escalar el movimiento de un conflicto contra la Reforma Educativa hacia convertirse verdaderamente en un movimiento nacional por derrocar al régimen y sus instituciones, pues solo de esa manera lograremos cancelar el conjunto de contrarreformas y demás proyectos antipopulares del Estado.

 

¡Abajo el gobierno de Peña Nieto! Que renuncie Aurelio Nuño y Osorio Chong!


¡Llamamos a los sindicatos, organizaciones populares, a MORENA, a los estudiantes y trabajadores de la educación a conformar comités de lucha en cada centro de trabajo, barrio, comunidad y escuela en todo el país!
¡Por la formación de asambleas populares en Oaxaca que organicen la vida pública y la autodefensa contra la represión del Estado!


¡Como Villa y Zapata convoquemos una Convención Nacional de delegados populares de todos los sectores en lucha para elaborar un plan de acción conjunto contra el gobierno!


¡Construyamos las condiciones para levantar una gran huelga general que detenga las contrarreformas estructurales y eche abajo al régimen con sus instituciones!

 

 

 

 

Free Homepage Translation