Convergencia Socialista

In this section of the RCIT Forum, we publish various reports, articles and other documents by the Argentina-based organisation Convergencia Socialista (CS). The RCIT stands in close relations with the comrades of CS and has started a process of intense discussions and practical collaboration between our currents.

We recommend our readers to have a look on the website of Convergencia Socialista (CS) here: https://convergenciadecombate.blogspot.com

Republished in the RCIT Forum:

 

Covid: laboratorios bloquean desarrollo de tratamientos eficaces y barato

Por Juan Giglio, Convergencia Socialista (Argentina), el mayo 09, 2021,  https://convergenciadecombate.blogspot.com/2021/05/covid-laboratorios-bloquean-desarrollo.html

 

Desde CS venimos denunciando que los gobiernos capitalistas utilizan al Covid-19 para emprender una dura ofensiva contra el movimiento de masas, empujándolo a “quedarse en casa” y no pensar en otra cosa que no sea su vida, de manera de desviar la atención del conjunto y, en ese marco, imponer un ajuste tremendo que significa rebajas salariales nunca vistas, liquidación de conquistas laborales, despidos a mansalva y un largo etcétera de ataques al nivel de vida de los trabajadores y los pueblos.

Además, las grandes empresas monopólicas, ligadas a la biotecnología medicinal, la virtualidad y las finanzas internacionales, están aprovechando la ocasión para realizar negocios gigantescos, razón por la cual a sus dueños y CEOs les conviene mantener a millones aterrorizados, más que curarlos, ofreciéndoles sus productos y sus créditos usurarios.

Nuestra denuncia nunca significó negar la existencia de contagios ni que, en ciertos casos -vejez, personas con comorbilidades o defensas insuficientes, etc.- estos pueden resultar letales. Por esa razón, venimos planteando la necesidad de enfrentarlos con metodologías que han demostrado gran efectividad, a pesar de no ser avaladas por la industria medicinal, que fabrica toneladas de vacunas -todavía son experimentales- con un único propósito, que es el de ganar fortunas.

Sin ir más lejos, en nuestro país se han investigado y desarrollado varias técnicas muy eficientes, baratas y fáciles de aplicar, como el suero equino o el ibuprofeno soluble, que no han sido aprobados por los organismos estatales, debido a la oposición organizada por el lobby de los grandes laboratorios, que es el que le marca la agenda al gobierno.

El médico especialista en medicina interna, investigador clínico y neumonólogo, Alexis Doreski, -MN 141740- que investigó en Córdoba acerca del ibuprofeno soluble, decía al respecto -en una nota publicada por Infobae el 11 de junio de 2020- Estamos ante una enfermedad inflamatoria y no tiene lógica tratarla sin un antiinflamatorio.

Según Doreski, la idea de inhalar Ibuprofeno para desinflamar pulmones, surgió hace siete años, y es de Dante Beltramo, investigador principal de CONICET en CEPROCOR, quien modificó la molécula del ibuprofeno haciéndola 100% soluble en agua para administrarlo en nebulizaciones con el objetivo de tratar a pacientes con fibrosis quística... Beltramo empezó a investigar si era posible aplicar la molécula para esta nueva enfermedad.

Un año después, Infobae entrevistó a Gustavo Villar, un médico de 51 años que utiliza el Ibuprofeno Soluble en la Fundación Respirar -dirigida por Doreski-  El tratamiento mostró buenos resultados en los más de 10 mil pacientes que ya la recibieron... puede cambiar la historia de la pandemia porque es fácil de aplicar, cualquier persona lo puede usar en su casa y es gratuito... (Infobae, 9 de mayo, 2021)

Villar no se explica por qué el gobierno no lo aprueba: La gente se muere ahora y no nos dejan entrar en ningún hospital, aunque el familiar vaya con las ampollas y el consentimiento informado en la mano”, afirmó. “El tratamiento es gratuito. Lo dona la fundación y no tiene costo. Nunca se pensó en lucrar con esto. Tratamos de que no se interne a los pacientes, porque después no podemos entrar a los hospitales a nebulizarlos”.

A los científicos que cuestionan el “dogma” oficial, impulsando tratamientos alternativos, les debe quedar claro que la lucha por la salud de la mayoría es política, porque deben enfrentar los intereses de las grandes multinacionales farmacéuticas, que no pretenden resolver rápida y expeditivamente la crisis sanitaria, más bien lo contrario, ya que lucran con su existencia. ¡Para eso será necesario derrotar el plan del gobierno, que es el plan de estos monopolios, a través de la lucha obrera y popular!

Para construir otro plan sanitario, habrá que financiarlo con fondos provenientes del no pago de la deuda externa y de la aplicación de impuestos progresivos a las grandes empresas. Así se podrá quintuplicar, o más, el presupuesto y poner en pie nuevos hospitales con todos los recursos y el personal que sea necesario. Un plan de estas características debería, además, jerarquizar y priorizar la investigación independiente, alejada de la influencia de la industria farmacéutica.

La izquierda argentina con las masas colombianas

Convergencia Socialista, el mayo 08, 2021, https://convergenciadecombate.blogspot.com/2021/05/la-izquierda-argentina-con-las-masas.html

 

Por corresponsal  Ayer, en horas de la tarde, se realizó una concentración (ver video) frente al consulado de Colombia, en el centro de la Ciudad de Buenos Aires, con la participación de cientos de militantes y simpatizantes de diferentes organizaciones de izquierda, como Convergencia Socialista, Defensorías de Géneros, el MST, Partido Obrero, PTS, Nuevo MAS, Comuna Socialista, Izquierda Socialista, COR, Democracia Obrera y otras, Luego de que lxs compañerxs de la Autodefensa del Arte iniciaran la jornada artística, bailando un par de tangos (ver video) se hicieron otras intervenciones artísticas solidarias para con los trabajadores y el pueblo que lucha contra la dictadura de Iván Luque.


El homenaje a los Mártires de Chicago no puede ser virtual, sino en las calles

Por Ernesto Buenaventura, el abril 28, 2021, Convergencia Socialista (Argentina), https://convergenciadecombate.blogspot.com/2021/04/1-de-mayo-recordemos-los-martires-de.html

 

 

 

Si estuviéramos en medio de una guerra, con ejércitos de un lado y del otro combatiendo de manera directa, no le diríamos a la clase obrera que se “quede en casa”, evitando las balas y esperando que la contienda finalice para ver con qué bando burgués deberá enfrentarse después. ¡Todo lo contrario, le recomendaríamos que participe, cavando trincheras, pertrechándose con las armas correspondientes y dotándose de una política independiente de la burguesía! 

 

Eso es lo que hicieron Lenin, Trotsky y Rosa Luxemburgo, que frente a la Primera Guerra se dirigieron a los soldados de todos los frentes, pidiéndoles que no maten a sus hermanos de clase de otros países, sino que apunten los fusiles en contra de sus propios amos capitalistas. Algo parecido intentamos e intentaron hacer los revolucionarios más consecuentes en Medio Oriente, apoyando a la heroica resistencia siria, para, desde esa ubicación -principista- construir una alternativa socialista. 

 

Hoy por hoy, la mayor parte de la izquierda abandonó esa concepción, aceptando mansamente la política imperialista de los toques de queda, con excusas tales como la de “aplanar la curva de contagios”, facilitándole el trabajo a la burguesía, que está haciendo lo que hizo siempre: ¡Pasar a la ofensiva contra el movimiento de masas para frenar sus luchas, liquidar competidores e imponer un nuevo “reseteo” económico, destruyendo fuerzas productivas, como en las dos grandes guerras! 

 

Los trabajadores y los pueblos de todo el mundo reaccionaron más rápidamente que esta izquierda, cuyos dirigentes continúan actuando como “consejeros rojos de la OMS". Por eso, en todas partes están creciendo y extendiéndose las huelgas y las movilizaciones, como lo demuestran los heroicos y las heroicas combatientes de Myanmar, que enfrentan a la dictadura militar pro-china, construyendo barricadas y utilizando todo tipo de armas. 

 

Así también lo expresan los portuarios y las portuarias de Chile, que decretaron una huelga contra el ajuste de Piñera, llamando a construir un paro nacional, situación que va en el mismo sentido que la que se vive en las calles de Londres, donde miles acaban de marchar en contra de las restricciones. Esta es, irremediablemente, la tendencia general, que más temprano que tarde le quebrará el espinazo a los ataques contra las libertades de los de arriba, que están inmersos en su crisis más grande. 

 

En semejante contexto, la izquierda argentina, en vez de seguir el camino de Santiago de Chile, Londres o Myanmar, puso en pie actos vía zoom para conmemorar el Primero de Mayo. ¡Esto, en los hechos, mp es otra cosa que una ofensa a la memoria de los Mártires de Chicago, a quienes nunca se les hubiera ocurrido dejar de movilizarse, más allá de las dificultades que sufrían en ese período, debido a la endebles e inexperiencia propia y a la vitalidad de una burguesía que estaba transcurriendo una época de esplendor y crecimiento! 

 

Tanto el FITu, como el Nuevo MAS, el PSTu, las distintas formaciones anarquistas y otros sectores, harán un Primero de Mayo por internet, dejando de lado la posibilidad de marchar unificadamente contra el ajuste y los ajustadores. ¡La izquierda mayoritaria, adaptada hasta los tuétanos al parlamentarismo burgués, busca -objetivamente y más allá de la voluntad de sus dirigentes- congraciarse con los enemigos del proletariado, acatando una de sus principales recomendaciones! 

 

¡No es casual que buena parte de esa izquierda, durante el proceso revolucionario que explotó en Siria durante la Primavera Árabe, se excusó de intervenir alegando la “falta de alternativas independientes de la clase trabajadora”! Esa izquierda fue, por lo tanto, cómplice de la masacre perpetrada por el carnicero Bashar al Assad, que aprovechó las circunstancias para consolidarse en el poder asesinando a cientos de miles, con el apoyo activo del imperialismo ruso!

 

Convocamos a los luchadores y las luchadoras consecuentes a concurrir a nuestro acto -que tendrá lugar el sábado 1 de Mayo, a las 14.30 horas en la Plaza Constitución- rompiendo con estos partidos y sus políticas, para sumarse a la construcción de Convergencia Socialista, impulsando desde allí la cada vez más necesaria unidad de los revolucionarios y las revolucionarias consecuentes, de manera de construir el Estado Mayor de la Revolución que reclaman las actuales circunstancias.

 

 

 

In English:

 

The tribute to the Chicago Martyrs cannot be virtual, but on the street

 

By Ernesto Buenaventura

 

If we were in the middle of a war, with armies on one side and the other fighting directly, we would not tell the working class to “stay home”, avoid the bullets and wait for the fight to end to see with which side will have to face later. On the contrary, we would recommend that workers participate, digging trenches, equipping themselves with the appropriate weapons and endowing with a policy independent of the bourgeoisie!

 

That is what Lenin, Trotsky and Rosa Luxemburg did, who in the face of the First War addressed the soldiers of all fronts, asking them not to kill their class brothers from other countries, but to point their rifles against their own capitalist masters. Something similar we tried and tried to make the revolutionaries more consistent in the Middle East, supporting the heroic Syrian resistance, in order to build, from that location -principist- a socialist alternative.

 

Today, most of the left abandoned that conception, meekly accepting the imperialist policy of curfews, with excuses such as "flattening the contagion curve", making it easier for the bourgeoisie, which is doing what that he always did: go on the offensive against the mass movement to stop their struggles, liquidate competitors and impose a new economic "reset", destroying productive forces, as in the two great wars!

 

Workers and poor peoples around the world reacted more quickly than this left, whose leaders continue to act as “red advisers to the WHO.” This is why strikes and mobilizations are growing and spreading everywhere, as demonstrated by the heroic and the heroic fighters of Myanmar, who face the pro-Chinese military dictatorship, building barricades and using all kinds of weapons.

 

This is also expressed by the dockers in Chile, who declared a strike against Piñera's adjustment, calling for the construction of a national strike, a situation that goes in the same direction as that experienced in the streets of London, where thousands march against the restrictions. This is, inevitably, the general trend, which sooner or later will break the back of the attacks against the freedoms of those above, who are immersed in their greatest crisis.

 

In such a context, the Argentine left, instead of following the road to Santiago de Chile, London or Myanmar, set up events via zoom to commemorate May Day. This, in fact, nothing more than an offense to the memory of the Chicago Martyrs, who would never have thought to stop mobilizing, despite the difficulties they suffered in that period, due to the weak e own inexperience and the vitality of a bourgeoisie that was passing a period of splendor and growth!

 

FITu, as the New MAS, the PSTu, the different anarchist formations and other organizations, will hold a May Day online, leaving aside the possibility of marching unifiedly against the adjustment and the adjusters. The majority left, adapted to the bone to bourgeois parliamentarism, seeks - objectively and beyond the will of its leaders - to ingratiate itself with the enemies of the proletariat, following one of its main recommendations!

 

It is not by chance that a large part of that left, during the revolutionary process that exploded in Syria during the Arab Spring, excused itself from intervening, alleging the “lack of independent alternatives for the working class”! That left was, therefore, an accomplice in the massacre perpetrated by the butcher Bashar al Assad, who took advantage of the circumstances to consolidate himself in power by assassinating hundreds of thousands, with the active support of Russian imperialism!

 

We call on the fighters and consequent fighters to attend our act -which will take place on Saturday, May 1, at 2.30 pm in the Plaza Constitución- breaking with these parties and their policies, to join the construction of Socialist Convergence, promoting from there the increasingly necessary unity of the revolutionaries and the consequent revolutionaries, in order to build the General Staff of the Revolution that the current circumstances demand.

 

 

 

El poderoso gremio portuario de Chile, va a la huelga

Por Pepe Vitali, Convergencia Socialista (Argentina), http://masnoticiassocialistas.blogspot.com/2021/04/el-poderoso-gremio-portuario-de-chile.html

 

La Unión Portuaria de Chile acaba de anunciar que realizará una "paralización progresiva" de los puertos de ese país, a partir de hoy miércoles. El motivo de la misma es repudiar la decisión del gobierno de Piñera de acudir al Tribunal Constitucional buscando evitar la aprobación del tercer retiro de fondos de las AFP´s. que les venía permitiendo contar con una cantidad importante de dinero extra, retirado del sistema de jubilación privada que impera allí.

 

Por todo esto, el sindicato, a través de una declaración, informó que lo que está haciendo el gobierno es un acto de prepotencia que se suma al abandono por parte del gobierno a millones de chilenos que han tenido que echar mano a sus propios ahorros para enfrentar la pandemia. Al día de hoy, el gobierno solo ha entregado bonos y “ayudas” focalizadas, con requisitos de difícil cumplimiento y con montos por debajo de la línea de la pobreza.

 

Los trabajadores del puerto tienen claro, además, que deben terminar con este sistema, que le da de comer a las grandes patronales que lo administran, dejando a millones de compañeros y compañeras que se jubilan, con ingresos miserables: Seguimos en la lucha por terminar con las AFP`s y transitar hacia un modelo de reparto, solidario y tripartito. Estas empresas de las pensiones están ganando en promedio 1000 millones de pesos diarios ya que, al ser un negocio cautivo, lo único que hacen es ganar a raudales con el esfuerzo y sacrificio de la gente.

 

Anunciamos paralización efectiva para forzar al gobierno a echar pie atrás y retirar el requerimiento al TC. Mientras el pueblo pasa hambre y los ricos se hacen más ricos, los trabajadores portuarios ponemos nuestra capacidad estratégica al servicio del pueblo de Chile. Lo hicimos en los dos retiros anteriores, con paralizaciones y movilizaciones. Lo hicimos durante la revuelta popular de octubre de 2019. Lo haremos de nuevo y todas las veces que sea necesario.

 

En ese marco, los compañeros del puerto acaban de realizar una convocatoria al resto de la clase trabajadora de Chile a movilizarse y preparar una gran HUELGA GENERAL en caso de que el tercer retiro sea impedido. Estas acciones están abonando el camino de la recuperación de la dinámica rebelde que recorrió el país trasandino meses atrás, que fue detenida parcialmente por la política de terrorismo sanitario aplicada por Piñera, en consonancia con el resto de los gobiernos de la región, que se han aprovechado del Covid-19 para sembrar miedo y desmovilizar.

 

Sin embargo, como la "mentira tiene patas cortas", los trabajadores y las trabajadoras del vecino país están sacando conclusiones. La más importante de estas, es que los de arriba, con Piñera a la cabeza, no cuidarán ni la salud ni el salario, ni el trabajo, ni nada que le corresponda a los de abajo, que la única herramienta con la que cuentan es su capacidad de luchar. ¡Los que gobiernan, lo hacen pura y exclusivamente para los ricos, para los capitalistas! Por eso, los de abajo tendrán, necesariamente, que retomar el camino de la rebelión.

 

 

 

 

 

 

Argentina: Socialist Rally in Buenos Aires against the Lockdown

 

Report from Convergencia Socialista (Argentina), 19 April 2021, https://convergenciadecombate.blogspot.com/2021/04/jornada-de-agitacion-en-casa-de.html

 

 

 

Today there was a day of agitation called by the Convergencia Socialista, the People's Assemblies and the MTR Historic. They protested against the restrictions of democratic freedoms, the night curfew and other restrictions, imposed by a government. In fact, the government cares little about the health of the population but rather acts in the interests of large monopoly companies, such as pharmaceutical companies, which are doing fabulous business.

 

The slogans with which we called for this rally are the following: No to the curfew, quarantine against the IMF, out with the militias from the streets, stop paying the foreign debt in order to spend the money for increasing the health budget by five times, building wards and hospitals , providing all the necessary supplies and instruments and incorporating thousands and thousands of health workers. Below we reproduce the intervention of Juan Giglio, a leader of Convergencia Socialista. At the end of the event, a message of solidarity from the Revolutionary Communist International Tendency (RCIT), with a presence in more than 12 countries, was read out. (See https://www.thecommunists.net/rcit/rcit-greetings-to-rally-in-buenos-aires-19-apr-2021/)

Argentina: Jornada de agitación en Casa de Gobierno contra toque de queda

 

Convergencia Socialista (Argentina), el abril 19, 2021, https://convergenciadecombate.blogspot.com/2021/04/jornada-de-agitacion-en-casa-de.html

 

 

 

Hoy se realizó una jornada de agitación (ver video) convocada por Convergencia Socialista, las Asambleas del Pueblo y el MTR Histórico, repudiando las limitaciones a las libertades democráticas, el toque de queda nocturno y demás restricciones, impuestas por un gobierno que poco le interesa la salud de la población, ya que responde a los intereses de las grandes empresas monopólicas, como las farmacéuticas, que están haciendo negocios fabulosos. 

 

Las consignas con las que llamó a realizar esta jornada son las siguientes: No al toque de queda, Cuarentena al FMI y los laboratorios, Fuera Milicos de las Calles, que dejen de pagar la deuda externa para quintuplicar el presupuesto sanitario, construyendo salas y hospitales, proveyendo con todos los insumos y herramientas necesarias e incorporando a miles y miles de trabajadores de la salud. Aquí reproducimos la intervención de nuestro compañero, Juan Giglio. Al finalizar el acto, se leyó un saludo enviado por RCIT, Corriente Comunista Revolucionaria Internacional, con representación en más de 12 países. (Ver declaración)



Argentina: Manifestação socialista em Buenos Aires contra o Lockdown

Relatório da Convergencia Socialista (Argentina), 19 de abril de 2021, https://convergenciadecombate.blogspot.com/2021/04/jornada-de-agitacion-en-casa-de.html

 

Hoje ocorreu um dia de agitação convocado pela Convergência Socialista , pelas Assembleias do Povo e pelo MTR Histórico. Eles protestaram contra as restrições às liberdades democráticas, contra o toque de recolher noturno e outras restrições, impostas pelo governo. Na verdade, o governo pouco se preocupa com a saúde da população, mas atua no interesse de grandes empresas monopolistas, como as empresas farmacêuticas, que estão fazendo negócios fabulosos.

Os slogans com os quais convocamos este comício são os seguintes: Não ao toque de recolher, quarentena contra o FMI, milícias fora das ruas, parem de pagar a dívida externa e gastem o dinheiro para aumentar em cinco vezes o orçamento da saúde, construindo enfermarias e hospitais, fornecendo todos os suprimentos e instrumentos necessários e incorporando milhares e milhares de profissionais de saúde. A seguir reproduzimos a intervenção de Juan Giglio, líder da Convergencia Socialista . No final do evento , foi lida uma mensagem de solidariedade da Corrente Comunista Revolucionária Internacional (CCRI/RCIT), presente em mais de 12 países. (Consulte https://www.thecommunists.net/rcit/rcit-greetings-to-rally-in-buenos-aires-19-apr-2021/ )

Gramsci y el abandono de la teoría marxista del Estado

Por Juan Giglio, https://enlacescs.blogspot.com/2021/04/gramsci-y-el-abandono-de-la-teoria.html

 

Después de once años de prisión el ex jefe del Partido Comunista Italiano, Antonio Gramsci, murió en prisión el 27 de abril de 1937 debido a una apoplejía, luego de haber sido trasladado a una clínica romana por el régimen fascista de Benito Mussolini. Antonio Gramsci, que provenía de una familia de campesinos de Cerdeña, se había unido al socialismo en los años posteriores a la guerra de 1914, cuando se trasladaba hacia Turín para continuar sus estudios, acercándose a una región en la que se concentraba buena parte del proletariado más duro de Italia.

 

Su gran enemigo, Mussolini, que había comenzado a militar en el socialismo, siempre se acordaba de este personaje de físico pequeño y desalineado, diciendo que el “Partido Comunista de Italia tenía como líder a un pequeño jorobado, extraordinariamente inteligente y vivaz.” Gramsci participó e intervino en el gran ascenso revolucionario de la clase obrera italiana, que en 1919 estaba en “plena efervescencia revolucionaria” en el marco del triunfo y la consolidación de la Revolución Bolchevique, razón por la cual decía que “El emblema de la hoz y el martillo cubre los muros de las ciudades y los pueblos de un lugar a otro de toda Italia".

 

“Los nombres de Lenin y Trotsky son aclamados como llamados al combate por millones de obreros, soldados, pequeños campesinos. El Partido Socialista, que crecía día a día, resultó ser absolutamente impotente para coordinar el movimiento de las masas, para organizar la revolución”. (Pietro Tessa, ex PCI, luego trotskista, quien escribió sobre Gramsci).  Según este mismo camarada, citado por Izquierda Diario en una de las notas conmemorativas de la muerte de Gramsci: “L’Ordine Nuovo será entonces el título del semanario que él fundó en Turín y del que tomó la dirección (…) Durante dos años, en sus artículos de estilo muy personal, pero que reflejaban todo el tormento y el esfuerzo creador de la vanguardia revolucionaria del proletariado de Turín”.

 

“Gramsci devora los tesoros de su inteligencia, de su cultura y de su pasión revolucionaria para impulsar los Consejos de Fábrica, para demostrar su valor destructivo del orden capitalista y su carácter necesario en tanto células constitutivas del Orden Nuevo, del orden socialista y comunista”. “Los obreros avanzados de las grandes fábricas de Turín, los miembros de las “Comisiones Internas”, se agitan a su alrededor. Los burócratas sindicales lo acusan de minar la autoridad y las funciones de los sindicatos, pero él responde ganando para su punto de vista a las mayorías sindicales y transformando así a los sindicatos en un punto de apoyo para los Consejos de fábrica en lugar de ser sus adversarios”.

 

“La derrota sufrida por el proletariado italiano en septiembre de 1920 con el abandono de las fábricas ocupadas será el fin de este movimiento de los Consejos de fábricas, a los que Gramsci entregó lo mejor de su vida. L’Ordine Nuovo, de semanario se transformó en diario, pero será otra cosa distinta del que él había fundado”. Como revolucionarios no podemos sino recordar a quien entregó su vida por la causa de los oprimidos y explotados de Italia y todo el mundo, jugando un papel progresivo en el desarrollo de la auto determinación del proletariado italiano, provocando  - por esta y otras cuestiones  - contradicciones con la conducción stalinista del PCI.

 

Sin embargo, no acordamos con buena parte de su obra, escrita en la cárcel, que es reivindicada por un sector importante de la izquierda mundial y algunas organizaciones trotskistas, como el PTS de nuestro país. Desde nuestro punto de vista, tanto Gramsci como sus seguidores más acérrimos han dejado atrás la teoría marxista del Estado, desarrollando conceptos como “hegemonía” y “bloque hegemónico, según los cuales las clases dominantes no ejercen su dominio, esencialmente, a través de los aparatos represivos estatales, sino mediante la construcción de la "hegemonía" cultural, que se apoya en el control del sistema educativo, las instituciones religiosas y los medios de comunicación. 

 

A través de estos las clases dominantes "educan" a los dominados para que se sometan y acepten la supremacía de los poderosos como algo natural y conveniente, inhibiendo su potencialidad revolucionaria. En nombre de la "nación" o de la "patria", las clases dominantes generan en el pueblo un sentimiento de identidad y unión sagrada con los explotadores, conformando un "bloque hegemónico" que amalgama a todas las clases sociales.

 

Esta situación planteó, según Gramsci, la necesidad de ubicar en el centro de la política de los revolucionarios al enfrentamiento contra esta orientación “hegemónica” de las clases dominantes, a través de la “construcción de un bloque intelectual y moral que haga políticamente posible un progreso intelectual de masa y no solo de escasos grupos intelectuales”. Para Gramsci, la consciencia de clase se alcanzaría “a través de una lucha de hegemonías políticas, de direcciones contrastantes, primero en el campo de la ética, luego de la política para llegar a una elaboración superior de la propia concepción real”. La conciencia política, o sea formar parte de una determinante fuerza hegemónica, sería “la primera fase para una ulterior y progresiva autoconciencia donde teoría y práctica finalmente se unen”.

 

La conclusión práctica de esta elaboración significa, para el teórico italiano, la necesidad de crear “una elite de intelectuales”, ya que para distinguirse y hacerse independientes se necesita organización, y no existiría tal sin intelectuales, “un estado de personas especializadas en la elaboración conceptual y filosófica”.  La lucha principal no sería otra que la de “crear una nueva cultura” desarrollando “intelectuales orgánicos y una hegemonía alternativa dentro de la sociedad civil” mediante “la guerra de posiciones”, una táctica superior a la “guerra en movimiento” o ataque frontal que usaron los bolcheviques, que para Gramsci era una línea “vetusta”, porque solo habría servido para la sociedad rusa previa al Octubre triunfante.

 

Guerra de posiciones y conciliación de clases

 

La “guerra de posiciones" es un planteo que esconde, detrás de caracterizaciones interesantes y muchas veces correctas, planteos reformistas, muchos de las cuales han sido utilizadas por seudo revolucionarios de distinta calaña para justificar su apoyo a políticas de los gobiernos “progresistas”, como es el caso de la militancia “progresista” que apoyó al kirchnerista en nombre de la “batalla cultural”.  En función de ubicar en el centro la lucha contra “la hegemonía capitalista” -materializada en los grandes medios de difusión, como Clarín- un sector de la izquierda convocó a apoyar a Néstor y Cristina, arrastrando a decenas de intelectuales y algunas organizaciones, supuestamente revolucionarias, dejando de lado la caracterización más importante que tiene el marxismo para definir al estado, su carácter de clase y sus principales herramientas.

 

Para Marx, Engels y Lenin, el Estado lo constituyen, principalmente, “grupos armados” que defienden la propiedad privada de los burgueses, gracias a lo cual ejercen el dominio sobre las clases “subalternas”, como el proletariado, la pequeña burguesía e incluso los sectores capitalistas menores, que son oprimidos por el imperialismo a través de las políticas de colonización comercial, industrial o financiera. Esta “hegemonía” es defendida por el conjunto de las instituciones del estado burgués, dentro de las cuales están la educación, la propaganda, la religión, e incluso de los sindicatos, que como explicó Trotsky en su libre Sobre los Sindicatos, en la “época del capitalismo imperialista han sido prácticamente estatizados”, transformándose en instituciones al servicio de la gobernabilidad capitalista.  

 

Sin embargo, para los marxistas el “punto nodal” del estado capitalista está en sus fuerzas represivas, razón por la cual el centro de los revolucionarios siempre pasa por impulsar la movilización de los trabajadores y el pueblo para alentar el enfrentamiento con esta columna vertebral del sistema, agitando la necesidad de organizar piquetes armados y milicias proletarias. 

 

"Sólo gracias a un trabajo sistemático, constante, incansable valiente en la agitación y en la propaganda, siempre en relación con la experiencia de la masa misma, pueden extirparse de su conciencia las tradiciones de docilidad y pasividad: educar destacamentos de heroicos combatientes, capaces de dar el ejemplo a todos los trabajadores, infligir una serie de derrotas tácticas a las bandas de la contrarrevolución, aumentar la confianza en sí mismos de los explotados, desacreditar el fascismo a los ojos de la pequeña burguesía y despejar el camino para la conquista del poder para el proletariado.” (Programa de Transición)

 

Si la cuestión central de la lucha contra la burguesía pasa, como plantea Gramsci, por la organización de las tareas relacionadas a la construcción de una “Contrahegemonía” cultural, los revolucionarios deberíamos concentrarnos en la propaganda, golpeando al “bloque hegemónico” desde una “posición” fundamental: la “trinchera” de los intelectuales socialistas. Los dirigentes kirchneristas que adhieren a Gramsci resolvieron esto de una manera sencilla, ya que cavaron sus propias trincheras dentro de esta “guerra de posiciones”, a partir del apuntalamiento de un “relato” aparentemente antagónico y subversivo, que de por sí -y más allá de la lucha de clases- cuestionaría la “hegemonía” de los sectores más concentrados de las clases hegemónicas.  

 

Los gramscianos no oficialistas, como el PTS no encontraron ningún elemento “progresivo” dentro del relato kirchnerista, optando por fortalecer el propio, mediante la organización de un aparato mediático relativamente importante, como “Izquierda Diario”, con cientos de periodistas y corresponsales que estarían motorizando épicas “batallas por la conciencia” obrera y popular. Tanto quienes eligieron apoyar a las fuerzas burguesas “progresistas”, como aquellos otros que optaron por montar un aparato de propaganda socialista, abandonaron -o están en camino de hacerlo- la política central de los marxistas-leninistas, que es la de impulsar la movilización de las masas, agitando diariamente un programa de consignas transicionales, cuyo centro pasa por promover la destrucción -insurreccional- del estado burgués.

 

Pensamiento único, globalización y Gramsci

 

Durante el denominado “proceso de globalización”, a partir del cual algunos ideólogos burgueses intentaron imponer el concepto de “pensamiento único” -aprovechándose de la caída del Muro y el retroceso parcial de las ideas marxistas- reaparecieron las ideas de Antonio Gramsci, de la mano de grupos muy distintos, como el zapatismo, los autonomistas europeos o los sostenedores de los gobiernos “nacionales y populares latinoamericanos".  Gramsci, igual que Marx, creía en la unidad entre la filosofía, la política y la praxis de los distintos sujetos sociales que dan lugar a las ideas más abstractas, como el proletariado en relación al partido, cuyos cuadros deben elaborar, conservar y hacer públicas las verdades científicas, que para los proletarios dejan de ser tales para transformarse en preceptos prácticos.

 

Sin embargo, para sus seguidores, la tarea principal del partido no sería convertir la elaboración “científica” en consignas sencillas, capaces de movilizar a amplias capas del proletariado y sus aliados -Programa de Transición, según Trotsky- sino contrarrestar la “cultura hegemónica” con una gran actividad propagandística, que no debe expresarse en “palabras de orden”, sino en formulaciones generales. Gramsci era consciente, como todos los marxistas, de que los trabajadores reconocen la necesidad del cambio cuando se desarrollan condiciones objetivas -como guerras, crisis económica, ascenso de las luchas, etc.-, sin embargo, él y sus alumnos plantean que la condición absoluta para que ocurran las revoluciones es el avance de la consciencia proletaria, que para que eso suceda debe empezar a contar con ideas “hegemónicas” propias. 

 

Llevando hasta el final el pensamiento gramsciano, este avance se materializaría con el acceso de las masas a un tipo de conocimiento similar al que llegan los intelectuales revolucionarios, que no es práctico, sino científico y abstracto. Es como si el pueblo, que utiliza la aspirina -porque sabe que cura el dolor de cabeza- tuviera como requisito para compararla, la obligación de entender su fórmula científica.   Trotsky nunca midió el progreso de la consciencia obrera en función de su capacidad de alcanzar las mismas conclusiones y razonamientos abstractos que los teóricos y los cuadros marxistas, sino en relación a si comprenden, asumen y se “apoderan” -o no lo hacen- de las consignas principales que forman parte del programa socialista, que no llegan a las masas de manera propagandística, sino mediante la agitación.

 

Como en el ejemplo anterior, el pueblo llega a tener “consciencia” del valor de la aspirina cuando reconoce el valor de su utilización, no cuando descubre su fórmula abstracta. ¡Los obreros y campesinos rusos no sabían demasiado acerca de la elaboración de Lenin y Trotsky, sin embargo asumieron las Tesis de Abril cuando entendieron que los soviets debían tomar el poder para garantizar sus reivindicaciones más sentidas, como la Paz, el Pan o la obtención de la Tierra! El avance de la consciencia obrera y popular se expresa, esencialmente, en la radicalización de sus luchas y en los organismos que son capaces de construir o apoyar. Por eso, cuando las masas ponen en pie órganos de doble poder y milicias, como en Kurdistán o México, están dando pasos subjetivos muy grandes que facilitan la construcción del partido revolucionario.   

 

Por lo tanto, la lucha por la consciencia proletaria no es una cuestión de propaganda voluntariosa hacia el conjunto de los trabajadores, sino un trabajo de agitación permanente y sistemática de las consignas capaces de movilizar a la clase obrera y el pueblo contra las instituciones del estado burgués, principalmente sus fuerzas represivas. Obviamente, que este trabajo requiere de una elaboración científica, que debe ser encarada por los elementos de vanguardia, sobre los cuales hay que realizar intensas y exhaustivas tareas de propaganda.  

 

La “Batalla Cultural” o el carro antes del caballo

 

Hay un refrán que dice “Dime con quién andas y te diré como eres”, que podría transformarse en “dime quien usa más estas teorías gramscianas y te diré cuan nefasta es tu política”. No es difícil descubrir que los más acérrimos militantes del Partido Comunista y del kirchnerismo adhieren casi fanáticamente a las ideas de Antonio Gramsci.  Esta gente, metiéndose dentro de las estructuras del estado burgués, hizo maravillas, pero no para construir la “cultura anti hegemónica” sino para reconstruir la herramienta fundamental que tienen los capitalistas para ejercer su “dominio” y liderar a las mayorías, como es el estado, que no ha dejado de ser -según el marxismo- un “grupo de hombres armados”.

 

Néstor y Cristina Kirchner se valieron de los servicios valiosísimos de estos militantes, muchos de cuales actuaron convencidos del supuesto valor de sus interpretaciones gramscianas, ayudando a la burguesía “nacional y popular” a desviar o frenar las luchas más duras contra el estado burgués, como las que se llevaron adelante en 2001 y a posteriori.  El matrimonio presidencial, levantando un relato “progre”, aceitado con el asesoramiento de estos gramscianos, logró desviar la crisis revolucionaria e imponer cierta “pax” capitalista, convenciendo a importantes sectores de la vanguardia de colaborar con el régimen a través de una supuesta “guerra” contra los portavoces de la cultura dominante, como Clarín y demás medios “hegemónicos”.

 

La política de “Construcción del Enemigo” de los Laclau y otros intelectuales gramscianos no fue ningún capricho de los gobernantes “progresistas”, sino una clara y concreta elaboración de quienes supieron valerse de las herramientas más sofisticadas para alejar, por lo menos por algunos años, a los de abajo de la Revolución Obrera y Socialista. La pelea contra Clarín es un ejemplo patético, ya que después de años de ser atacado se fortaleció, jugando un papel central en la asunción del nuevo gobierno “derechista” de los CEOs, demostrando además que este tipo de políticas no le hicieron ni “cosquillas” a quienes fueron declarados “enemigos” de esta épica cruzada gramsciana.

 

Las políticas gramscianas y el etapismo revolucionario

 

La política de construir la Contra hegemonía cultural, moral y política, que significa plantearse la necesidad de encarar la toma del poder solo cuando la clase obrera adquiera nivel de consciencia científica, además de anti marxista es derrotista, porque plantea la imposibilidad de tumbar al capitalismo en situaciones como la actual, donde las condiciones objetivas han madurado violentamente.  Para los gramscianos estas condiciones nunca alcanzan, ya que la consciencia del “sujeto social colectivo” no ha madurado lo suficiente. Todo lo contrario de lo que afirmaba Trotsky, quien veía la posibilidad de que, en determinadas situaciones se pudiera avanzar hacia la revolución sin contar con un partido consecuente o soviets -la “variante más improbable”- que es la que terminó dándose luego de la Segunda Guerra Mundial.

 

Sin saber si este tipo de situaciones volverá a teñir la lucha de clases contemporánea, está más que claro que están desarrollándose fenómenos muy progresivos, como los consejos locales sirios, que llegaron a organizar las asambleas y milicias populares que enfrentaron a la dictadura de Bashar al Assad, sin contar con una dirección revolucionaria, algo parecido a lo que aconteció en varias localidades mexicanas, donde sus pueblos echaron a los funcionarios burgueses para comenzar a autogobernarse y autodefenderse. ¿Cuál sería, para los gramscianos, el nivel de consciencia de las masas en esos lugares, donde a pesar de que no existen revolucionarios “iluminados” que impulsen la construcción de la “contra hegemonía”, estos pueblos hayan sido capaces de poner en pie órganos de doble poder -asambleas populares, milicias y jurados populares- expresando de esa manera un altísimo nivel de consciencia?

 

¡Algunos simpatizantes de Gramsci miran para otro lado, absteniéndose de intervenir, mientras que otros capitulan a las conducciones reformistas de estos pueblos; dos posturas que van de la mano, ya que todos descreen de la capacidad revolucionaria de las masas, creatividad que para estos “intelectuales brillantes” no podría existir sin su auxilio! Esto no significa anular o negar el papel del partido revolucionario, sino todo lo contrario, porque sus cuadros deben partir de entender esto para asumir el desafío de construirse, aprovechando la gran posibilidad que existe debido a la existencia de una Situación Revolucionaria Mundial que prácticamente llega a todos los confines del planeta.

 

Lucha de clases versus “batalla contrahegemónica”

 

Las masas no “crean las condiciones subjetivas” para empezar una revolución, sino al revés, ya que son las condiciones materiales (guerras, crisis, hambrunas, cataclismos naturales, etc.) las que las empujan hacia la práctica revolucionaria, que al tomar velocidad provoca un proceso de aceleramiento en la consciencia de los/as protagonistas. Por eso, los procesos revolucionarios que comienzan en lo que Nahuel Moreno denominada “Revoluciones de Febrero” o inconscientes, avanzan hacia los “Octubres” cuando los trabajadores y el pueblo se deciden a hacerse cargo del poder, no porque han comprendido la teoría de la revolución, sino porque la necesitan para satisfacer sus demandas elementales.

 

La visión de Gramsci, que fue elaborada en una situación contrarrevolucionaria y de total aislamiento, no alcanza para comprender los mecanismos de la Revolución o la relación entre los procesos objetivos y los factores subjetivos. Sus caracterizaciones han sido utilizadas para impulsar posturas derrotistas, que deben ser combatidas por quienes pretenden luchar en serio por la derrota del sistema capitalista.  Cuando escribió el programa de Transición, Trotsky enfrentaba este tipo de planteos: “En todos los países el proletariado está sobrecogido por una profunda inquietud. Grandes masas de millones de hombres vienen incesantemente al movimiento revolucionario, pero siempre tropiezan en ese camino con el aparato burocrático, conservador de su propia dirección…”

 

Los derrotistas, que obviamente no están convencidos de los planteos “objetivistas” de Trotsky, consideran que sin “iluminados” capaces de reemplazar la creatividad obrera mediante una durísima guerra de posiciones “contra-hegemónica” de carácter cultural, no existirá ninguna posibilidad de poner en pie un nuevo “bloque hegemónico”. Por esto absolutizan y exageran el papel de los medios enemigos y propios. En el caso de los “nacionales y populares”, construyendo al enemigo Clarín y, en el caso de los compañeros del PTS, poniendo en marcha Izquierda Diario, que aunque en sí mismo constituya una buena idea, no deja de estar subordinada a la política central de ese partido, cual es la propaganda.

 

LID no se postula como una herramienta al servicio de la agitación revolucionaria, socavando la credibilidad del régimen democrático burgués y convocando -como una de sus tareas centrales- a pelear contra las fuerzas represivas ejerciendo la legítima autodefensa. Se presenta como un periódico digital, cuyo eje es la denuncia de las “maldades” del capitalismo y, sin realizar demasiada propaganda socialista, defender la práctica parlamentaria de los diputados del PTS. León Trotsky le contesta a los compañeros con el Programa de Transición, explicando que "La tarea estratégica del próximo período -pre-revolucionario de agitación, propaganda y organización- consiste en superar la contradicción entre la madurez de las condiciones objetivas de la revolución y la falta de madurez del proletariado y de su vanguardia (confusión y descorazonamiento de la vieja dirección, falta de experiencia de la joven).”

 

El fundador de la Cuarta no habla de “batalla cultural”, sino acerca de la necesidad de “ayudar a la masa, en el proceso de la lucha, a encontrar el puente entre sus reivindicaciones actuales y el programa de la revolución socialista. Este puente debe consistir en un sistema de reivindicaciones transitorias, partiendo de las condiciones actuales y de la conciencia actual de amplias capas de la clase obrera a una sola y misma conclusión: la conquista del poder por el proletariado."

 

¿Crisis Orgánica o Situación Revolucionaria Inédita?

 

Según los gramscianos el mundo estaría atravesando una “crisis orgánica”, una situación o etapa mundial en la cual “La clase dominante ha perdido el consenso”, porque ya no sería “dirigente sino únicamente dominante”, obligando a los de arriba a apoyarse en sus mecanismos más represivos, debido a que la ruptura del “bloque hegemónico” les habría hecho perder autoridad y legitimidad frente a las “clases subalternas”.  Dicho con otras palabras, la burguesía ya no actuaría dirigiendo al conjunto de la sociedad, sino imponiéndose mediante la fuerza coercitiva pura. Además, esta clase dominante, que se mantiene artificialmente en el poder, todavía estaría en condiciones de impedir “que la remplace el nuevo grupo de tendencia dominante”. Gramsci diría que “la crisis orgánica consiste en que lo viejo no muere y lo nuevo no puede todavía nacer”.

 

Para el teórico italiano este tipo de crisis puede deberse al “fracaso de una empresa política de la clase dirigente, que llega a imponer por la fuerza el consenso social”. Por ejemplo, para el PTS la “gran empresa fallida del PT “(Brasil) “se sintetiza en el mito del país de clase media, que viene desmoronándose desde hace tiempo y con mayor agudeza desde el segundo gobierno de Dilma.” Para los gramscianos, la crisis orgánica que se manifiesta como desaparición del consenso que las clases subalternas acuerdan a la ideología dominante, no puede culminar con la aparición de un nuevo bloque histórico (alternativo al de la burguesía) sino en la medida que la clase dominada sepa construir, por la mediación orgánica de sus intelectuales”, un nuevo sistema hegemónico dominante capaz de oponerse al anterior y eficaz para extenderse por todo el ámbito social.

 

Llevado hasta el final este concepto sirve para decir mucho sin comprometerse a nada, porque más allá de que aporte algunos elementos en el sentido de enriquecer las viejas caracterizaciones marxistas -situación revolucionaria, contrarrevolucionaria, no revolucionaria, crisis revolucionaria, etc.- no define en absoluto lo más importante, que es la relación de fuerzas entre las clases y su dinámica, elementos sobre los cuales se debe apoyar la política de los marxistas revolucionarios. No solo eso, sino que además relativiza el carácter concreto de cualquier situación o etapa, porque para Gramsci las “crisis orgánicas” nunca pueden ser resueltas, de manera positiva, sin la “mediación de los intelectuales”, los únicos capaces de “construir un nuevo sistema hegemónico dominante capaz de oponerse al anterior”. ¡Una burrada mayúscula, ya que la relación de fuerzas la definen, esencialmente, los factores objetivos, que son los que facilitan o no la construcción de la subjetividad revolucionaria!

 

Las crisis “positivas” son el producto de debacles económicas que producen la reacción del movimiento de masas, que puede poner, o no, contra las cuerdas a la burguesía desequilibrando su “hegemonía” y “dominio”, abriendo de esa manera las puertas a situaciones aún más radicalizadas, como aquellas en las que se desarrolla la dualidad de poderes y explotan las crisis revolucionarias. Este tipo de situaciones no garantizan la imposición de un “nuevo orden” -parafraseando el nombre del viejo periódico dirigido por Gramsci- sino que les permiten a los revolucionarios contar con mejores posibilidades para agitar sus consignas más audaces y conquistar la consciencia de las masas.

 

Gramsci sostiene que estas crisis se producen también cuando “vastas masas (especialmente del campesinado y de pequeñoburgueses intelectuales) han pasado de golpe de la pasividad política a una cierta actividad y plantean reivindicaciones que en su conjunto no orgánico constituyen una revolución.”

 

La “crisis de autoridad” o “hegemonía” de la que habla, constituiría la “crisis del Estado en su conjunto”. Sin embargo, el término “revolución” no es utilizado por el autor como sinónimo de crisis revolucionaria que abre justamente la posibilidad de resolución (por derecha o por izquierda) de la crisis orgánica, ya que para él y para los gramscianos todo eso es relativo, como dijimos antes, a la construcción de un “nuevo bloque hegemónico”. Para quienes reivindicamos al trotskismo no podemos sino mirar con desconfianza estos “aportes” a la teoría-programa del trotskismo, ya que por su extrema vaguedad son utilizados tanto para sostener a gobiernos burgueses como como para justificar el abstencionismo frente a la las batallas más importantes de la actual Situación Revolucionaria mundial.

 

 

 

Primero Chile, ahora Colombia, la llama de la rebelión sigue prendida

 

 

Por Tito Vitali, abril 29, 2021, https://convergenciadecombate.blogspot.com/2021/04/primero-chile-ahora-colombia-la-llama.html

 

 

 

Las protestas de este miércoles en Colombia, que llevaron a las calles a miles de grupos descontentos con la reforma fiscal presentada por el Gobierno de Iván Duque al Congreso, dejaron al menos dos muertes, 26 personas detenidas y 44 policías con lesiones, así como cuantiosos daños materiales por acciones vandálicas, según las autoridades. (DW, 29 de abril)

 

De acuerdo a este medio y otros, que cubrieron las movilizaciones, los episodios más tensos se vivieron en Cali (suroeste), donde la jornada comenzó caldeada después de que un grupo de indígenas Misak derribaran la estatua del fundador de la ciudad, el conquistador español Sebastián de Belalcázar. El alcalde de esa ciudad ordenó una durísima represión, que dejó el saldo de varios heridos, detenidos y un muerto.

 

En este contexto, desde las marchas se implementaron combativos sistemas de autodefensa, única manera de enfrentarse con las fuerzas represivas colombianas, que están entrenadas para imponer los planes de los respectivos gobiernos patronales, a sangre y fuego, de manera coordinada con los grupos parapoliciales, que continúan matando luchadores y luchadoras a lo largo y a lo ancho del país.

 

Por todo esto, el ministro de Defensa, Diego Molano, tuvo que admitir que hubo 44 policías heridos, 30 de ellos en Cali, (DW) Con el "No a la reforma tributaria" impregnado en los cánticos de la multitud y en sus pancartas, camisetas y afiches, miles y miles ganaron las calles de las principales ciudades, desacatando en los hechos las políticas de cuarentena, utilizadas por el gobierno para desviar la atención del movimiento de masas, y de esa forma hacer pasar el ajuste.

 

El Ejecutivo, como en el resto de los países, se vale del virus para aplicar sus planes, en este caso para imponer sus impuestos. Por esa razón alega que necesita cerrar el hueco que ha creado la pandemia en las arcas del Estado y, con la reforma tributaria, espera recaudar 25 billones de pesos (unos 6.850 millones de dólares). (DW) No casualmente, esta protesta tuvo lugar en lo que desde el gobierno caracterizan com el peor pico de la pandemia.

 

Desde Convergencia Socialista enviamos un saludo solidario a los trabajadores y al pueblo de Colombia, convocando al conjunto de las masas latinoamericanas a seguir su ejemplo, que es el mismo que nos están dando los portuarios y las portuarias de Chile, que fueron a la huelga, poniendo al régimien de Piñera contra las cuerdas. ¡Este Primero de Mayo, desde la izquierda, hay que hacer actos en las calles para solidarizarnos con estas justas protestas!

 

 

 

Gran victoria: sigamos el camino que marcaron los piquetes de Neuquén

 

 

Por Claudio Colombo, abril 29, 2021, https://convergenciadecombate.blogspot.com/2021/04/gran-victoria-sigamos-el-camino-que.html

 

 

 

Después de la firma del acuerdo salarial entre los trabajadores del estado (ATE) y el Gobierno, los Autoconvocados de Salud que rechazaron el acuerdo, decidieron finalmente ceder y liberar los cortes. Pero sostienen la medida de fuerza en Villa La Angostura. Los trabajadores autoconvocados de la Provincia de Neuquén definieron levantar los cortes de tránsito en la ruta del petróleo y reforzar únicamente el de Villa La Angostura. De esta manera, se liberó Vaca Muerta al terminar con los piquetes sobre la ruta 7 y 17 en Añelo y Rincón de Los Sauces, pero se mantiene el bloque en la Ruta 40. (Diario Neuquén, 29 de abril)

 

El mismo diario indica que El jefe de Gabinete, Sebastián González, adelantó el envío del proyecto de ley a la Legislatura a través del cual la provincia buscará las herramientas crediticias para afrontar el acuerdo de aumento salarial del 53,09 % que se celebró con el gremio ATE.

 

Más allá de las cifras acordadas, que terminarán siendo pagadas en 2022, sin cubrir lo perdido durante estos últimos años, el ofrecimiento gubernamental es un triunfo obrero enorme, que se obtuvo luego de dos meses de un conflicto, que fue organizado desde las asambleas de base, que resolvieron el paro, las movilizaciones y los piquetes que frenaron el tráfico de las rutas, principalmente el que conduce al yacimiento Vaca Muerta.

 

En ese marco el gobierno se negó a recibir a los representantes de la auto-convocatoria obrera,  mientras que la conducción del gremio que tendría que haber estado al frente de la lucha, ATE, la boicoteó de manera escandalosa, poniéndose del lado de la dirección del sindicato petrolero, cuyo máximo dirigente amenazó con patotear a los compañeros y las compañeras en huelga.

 

Sin embargo, y a pesar de todo esto, la combatividad puesta de manifiesto por las bases de la salud, hicieron retroceder al Gobierno, que se vio obligado a otorgar un aumento que no figuraba en el presupuesto pautado con anterioridad.  Las y los "elefantes", como los llamó despectivamente Carlos Quintriqueo de ATE y ellos lo tomaron como bandera, protagonizaron la lucha más dura de la oleada de resistencia de las y los trabajadores en el país. (La Izquierda Diario, 29 de abril)

 

La Interhospitalaria, que es el organismo sobre el cual se apoyó este conflicto, marca, de acá en más, un camino, que deberá recorrer el resto de la clase trabajadora para conquistar sus demandas insatisfechas. En ese sentido, la lucha de la Salud neuquina, empalma con las tendencias a retormar el rumbo de la rebelión, que están desarrollándose en Chile, a partir del paro de los portuarios, y en Ecuador, con las movilizaciones que ganaron las calles para repudiar la suba de impuestos del gobierno de ese país.

 

Debe quedar bien en claro que para pasar de un acuerdo del 12 % -firmado inicialmente entre el gobierno y las cúpulas de UPCN y ATE- a otro con el que se alcanzará el 53 %, tuvieron que pasar días y días de lucha, organizada por fuera de los diques de contención burocráticos y con los métodos más contundentes que hoy por hoy tiene la clase trabajadora, principalmente los piquetes. 

 

Desde nuestro partido saludamos esta victoria, que aunque parcial es gigantesca, convocamos a seguir apoyando las medidas de lucha que los compañeros y las compañeras han resuelto en sus asambleas y, en ese marco, a que los trabajadores y el pueblo de nuestro país tomen este ejemplo para enfrentar y derrotar al Plan de Ajuste del gobierno, construyendo desde abajo otro Argentinazo que dé lugar a una salida de fondo, un gobierno obrero y popular que rompa con el Capitalismo y se proponga levantar una sociedad nueva, verdaderamente justa y equitativa para el conjunto, una sociedad Socialista.

 

 

 

1M y la izquierda que cambio Plaza de Mayo por la virtualidad

Por Claudio Colombo, el mayo 02, 2021 https://convergenciadecombate.blogspot.com/2021/05/1m-y-la-izquierda-que-cambio-plaza-de.html

 

El viejo MAS, con todos sus problemas y las críticas que le podemos realizar, tuvo méritos importantes, uno de los cuales fue adueñarse de la Plaza de Mayo, cuando este emblemático lugar todavía era un símbolo del poderío peronista, que convertía a cada 1 de Mayo una “Fiesta del Trabajo”, ofendiendo la memoria de nuestros Mártires de Chicago.

 

Años después, con la debacle del PJ y la burocracia sindical, la izquierda -especialmente aquellos partidos que ahora se organizan en el FIT- siguió este terreno conquistado, como escenario de cientos de concentraciones. Aunque la más multitudinaria es la que tiene lugar todos los 24 de marzo, la más "socialista" es aquella que acontece todos los primeros de mayo, donde flamean pura y exclusivamente las banderas rojas y se hacen proclamas a favor de la independencia de clase.

 

Resulta inconcebible que la izquierda de mayor peso no haya repetido este año lo que viene haciendo desde hace ya bastante tiempo. Las restricciones, que fueron impuestas varios días antes del primero, no son excusa, porque estas, que son bastante "tibias", no les impidieron a los partidos del Frente de Izquierda y a otros, movilizarse durante los días anteriores, apoyando a sectores obreros y populares en lucha.

 

Por lo tanto, es necesario buscar una razón política para entender por qué el FIT, el Nuevo MAS y otros grupos, mucho más grandes que CS y los que hicimos el acto de Plaza Constitución, concentraron sus energías en “actos virtuales”, abandonando la Plaza de Mayo y otros centros políticos de la Ciudad de Buenos Aires. ¡Queda claro, con esta postura, que a ninguno de estos partidos les interesó ubicarse como una clara y contundente alternativa política frente al gobierno y la oposición patronal!

 

Desde nuestro punto de vista, esto tiene que ver con que su gran objetivo, en la actual coyuntura, no es otro que el de prepararse para participar en las elecciones de "medio término", tratando de ganar algún carguito, de manera de fortalecer su impronta electoralista. Esta capitulación se agrava si se tiene en cuenta que venimos de un triunfo enorme, el de los trabajadores y las trabajadoras de la salud de Neuquén.

 

Este acontecimiento, que marca un "antes y un después" en el escenario político, bien merecía ser anunciado por los parlantes, no sólo en la capital neuquina -como finalmente se hizo- sino también, y principalmente, en el centro de los acontecimientos políticos, en la plaza más emblemática de la Ciudad de Buenos Aires. 

 

Pero, además... ¿Cómo no aprovechar esta fenomenal tribuna para solidarizarse con la huelga de los portuarios de Chile y el inicio de la rebelión en Colombia, convocando a las masas de nuestro país a seguir esos ejemplos? ¡Ese no es otro que el rumbo que marcaron Spies, Parsons, Engel y Fischer, cuando, desde el patíbulo, gritaron sus verdades al mundo entero, para seguir viviendo en la memoria de la clase trabajadora por siempre!

 

En ese sentido, la concentración que realizamos algunas pequeñas organizaciones en Plaza Constitución, se agiganta-en términos políticos- si se la compara con la que podrían hacer realizado los partidos “grandes” de la izquierda. En nuestro acto, no nos achicamos, más bien todo lo contrario, porque asumimos las palabras de uno de sus oradores, el camarada Eduardo Sartelli de Razón y Revolución, quien explicó, de manera sencilla, que “la realidad juega a favor nuestro”. 

 

Esto quiere decir que el espacio que dejan otros y otras, en el marco de la actual crisis sin retorno del Sistema Capitalista global, puede ser ocupado por quienes, a pesar de su pequeñez inicial, tenemos la voluntad de ocuparlo, agitando con fuerza las consignas de la Revolución Obrera y Socialista, de manera de sintonizar con la actual situación de la lucha de clases, que continuará jugando a nuestro favor!