¡Abajo la Guerra colonial de Francia en Malí!

¡Solidaridad con la resistencia! ¡Transformemos a Malí en otra Afganistán para el imperialismo!

¡Luchemos por un gobierno obrero basado en los campesinos y los pobres! ¡Por la revolución socialista en Norte de África y Medio Oriente!

Resolución de los revolucionarios internacionalistas

El imperialismo francés ha comenzado una nueva guerra en Malí, una de sus antiguas colonias en África occidental. Desde el 10 de enero de 2013 el gobierno “socialista” de Francois Hollande ha ordenado a su ejército que bombardee el norte de Malí y desplegó 750 soldados. La intervención de las fuerzas francesas aumentará pronto a 2,500 soldados. El imperialismo británico ya ha anunciado que está dispuesto a apoyar a las tropas francesas con fuerza aérea y Estados Unidos también ayudará con su drones asesinos. Es muy probable que la Unión Europea imperialista también apoye esta guerra de una forma u otra. Además el bloque de Estados Africanos de Occidente (ECOWAS) planea enviar 3.300 soldados. Junto con el ejército del gobierno de Malí quieren aplastar a los rebeldes tuareg e islamistas y reconquistar el norte del país.

Digamos la verdad: no hay guerra “humanitaria”. ¡Esto es una guerra colonial reaccionaria! El verdadero objetivo del imperialismo francés y sus aliados es fortalecer el control en Malí y la región de África occidental y oprimir la revolución que está azotando a todo el Norte de África.

Malí y la mayoría de su población de 14.5 millones de habitantes viven en extrema pobreza que es principalmente debido al control del imperialismo sobre la economía mundial y la superexplotación de las corporaciones multinacionales. Sin embargo, el capital monopolista y el poder imperialista buscan codiciosamente las ricas materias primas de Malí. El país es el tercer mayor productor de oro de África. También se cree que está repleto de petróleo y gas, así como uranio y fósforo.

El levantamiento del pueblo tuareg en el norte de Malí que está peleando por su propio estado de Azawad ha agregado otra rebelión a la ola revoluciones en el Norte de África y Medio Oriente. Los socialistas apoyamos la lucha del pueblo tuareg por la autodeterminación. Combinamos el apoyo a la lucha de liberación nacional tuareg con la perspectiva de una “Azawad Socialista”.

Tanto en Malí como en las zonas tuareg, el camino a seguir por los obreros y campesinos es tomar el poder y expropiar las corporaciones multinacionales (como la AngloGold) y los capitalistas locales sin compensación. ¡Por el control de todos los recursos naturales por los obreros, expulsar a las multinacionales y sus avaros gerentes! ¡Por aumento masivo de salarios para los mineros!

La RCIT se oponemo a las fuerzas burguesas y pequeño burguesas como los islamistas de Ansar al Din, Al-Qaeda en el Magreb islámico (AQIM) y el MUJAO (Movimiento por la unidad y la Jihad en África occidental), así como la burguesía nacionalista del MNLA (Movimiento Nacional por la Liberación de Azawad) y el FLNA (Frente Nacional por la Liberación de Azawad). Los obreros, campesinos y pobres en Malí necesitamos organizarnos de manera independiente en consejos de acción (como los soviets en Rusia en 1917) y milicias armadas para luchar por sus propios intereses. La reciente lucha heroica de los obreros en Marikana (Sudáfrica) como la lucha de los obreros y campesinos armados en Siria luchando contra el chacal Al-Assad están inspirando los ejemplos de cómo pelear.

La guerra colonial francesa ha expuesto de nuevo el carácter reaccionario de las principales fuerzas de la izquierda francesa. El PC francés (un partido constituyente del reformista Partido de Izquierda Europea, así como el Frente de Gauce en Francia) expresaron en sus declaraciones públicas hasta ahora que “comparte sus objetivos con el gobierno de Malí en que derrote a los terrorista de la Jihad terrorista del norte”. Estos estalinistas socialdemocratizados se preocupan cínicamente que la intervención francesa “llevar al riesgo de una guerra”, por lo que “le piden a las autoridades francesas a responder las preguntas realizadas por la gran intervención militar”. (declaración del 12 de enero). En otras palabras, son verdaderos socialimperialistas que implícitamente apoyan los objetivos de la guerra de las clases gobernantes. El NPA adopta la clásica línea centrista del social-pacifismo. Ellos verbalmente “denuncian esta intervención imperialista militar decidida por Holland”. (Declaracion del 11 de enero). Sin embargo, no apoyan a los rebeldes, es decir aquellos que realmente están peleando contra esta intervención imperialista, no llaman a derrotar al ejército francés.

¡La RCIT llama al movimiento obrero internacional a movilizarse contra la intervención imperialista en Malí! ¡Llamamos a la derrota de las tropas imperialistas y el ejército aliado del gobierno de Malí! En la tradición de la Internacional Comunista de los tiempos de Lenin y la Cuarta Internacional de Trotsky apoyamos la lucha militar del pueblo colonial contra las fuerzas imperialistas y sus aliados sin apoyar de ninguna forma las políticas de los islamistas y las burguesías nacionalistas. ¡Transformemos Malí en otro Afganistán para el imperialismo!

Llamamos al movimiento obrero internacional –especialmente en Francia- a movilizarse en acciones de protesta contra la guerra colonial para derribar los esfuerzos bélicos del gobierno. ¡Por marchas y huelgas contra la guerra imperialista! ¡Obreros del transporte: no trabajen en apoyo de los esfuerzos militares franceses!

Los activistas de la Revolución en el Norte de África y Medio Oriente deben ver la lucha contra la intervención imperialista en Malí como parte de su lucha. Las luchas obreras y populares en Túnez contra el gobierno de Ennahda y en Egipto contra el presidente Mursi, la heroica resistencia palestina contra el asentamiento colonial de Israel, la heroica revolución de los obreros y campesinos sirios contra régimen asesino de Al-Assad deben combinarse en la resistencia anti-imperialista en Malí en una única ola de revoluciones permanentes llevando a la clase obrera al poder y para establecer una Federación de Repúblicas Socialistas Obreras y Campesinas en Norte de África y Medio Oriente. Para tener éxito en esta tarea necesitamos construir nuevos partidos revolucionarios y un nuevo Partido Mundial de la Revolución Socialista - La Quinta Internacional.

¡Abajo la guerra colonial en Malí!

¡Por la derrota de las tropas imperialistas y los aliados del ejército del gobierno de Malí!

¡Por la victoria militar de los rebeldes contra las tropas francesas y del gobierno!

¡Por el derecho a la autodeterminación del pueblo tuareg en el Norte de Malí incluyendo el derecho a formar su propio estado!

¡Ningún apoyo político a los islamitas y el nacionalismo burgués!

¡Ruptura con el imperialismo! ¡Por la expropiación de la AngloGold sin indemnización! ¡Por la nacionalización de las minas y todos los recursos naturales bajo control de la clase obrera! ¡Por aumentos de salarios masivos de los mineros! ¡Por una lucha común con los mineros de Lonmin contra los imperialistas y por el control obrero!

¡Por una solidaridad internacional contra la intervención imperialista! ¡Por acciones anti-guerra por parte del movimiento obrero francés y europeo!

¡Por un gobierno obrero y campesino en Malí! ¡Por la expropiación de las corporaciones multinacionales y los capitalistas locales sin indemnización! ¡Por la revolución socialista en Malí y todo el Norte de África y Medio Oriente!

 

Free Homepage Translation