Declaración de solidaridad desde la Corriente Comunista Revolucionaria Internacional en Venezuela con el levantamiento popular revolucionario en Brasil

Un aporte a la Declaración “Brasil: Solidaridad con el levantamiento popular” de la RCIT, 20.6.2013

 

1.            La cadena de levantamientos populares espontáneos (a los cuales se une ahora Brasil) demuestra el declive del capitalismo y su esfuerzo por evitar su caída definitiva. Solo a través de políticas que atacan directamente a las masas y las hacen pagar su crisis, la clase capitalista intenta mantener su régimen de dominación. La profundización de las contradicciones sociales y políticas marcan el período revolucionario actual (abierto desde 2008) en que se encuentra el mundo ahora. La RCIT en Venezuela apoya las luchas revolucionarias, en Brasil y en cualquier otro país, como el único medio para que la clase obrera tome el poder.


2.            El aumento del 6% en la tarifa del transporte público en Brasil puede parecer para la clase dominante algo mínimo, pero para la clase trabajadora y el pueblo pobre significa un ataque directo a los salarios que, dicho sea de paso, ya son bajos. La reacción de la clase dominante contra el levantamiento revolucionario de las masas, a través de su aparato de Estado represor, no podía hacerse esperar y fue casi inmediata. Sin embargo, como sucede regularmente en los acontecimientos revolucionarios, la reacción de la clase dominante no detiene el curso, y las manifestaciones masivas se extendieron a varias ciudades de Brasil.


3.            El régimen de Dilma Rousseff (al igual que Lula Da Silva en el pasado) intenta ocultar las fuertes contradicciones sociales existentes en Brasil y gobierna para élites y empresas multinacionales. Por otro lado, las masas no pueden ocultar su profundo rechazo a las élites corruptas del gobierno del PT y a los negocios depredadores de los capitalistas.


4.            Las políticas aplicadas en el gobierno de Rousseff (que representa la continuidad de Lula Da Silva) demuestran que la burocracia reformista del PT es lacaya de la clase capitalista. Organizar en varias oportunidades el Foro Social Mundial reformista no ha servido de nada para Brasil, ya que el PT domina la mayoría de los sindicatos y garantiza su servicio a la clase dominante, traicionando las luchas obreras auténticas y sometiéndolas a la aristocracia. Llegó la hora en que la clase obrera brasileña rompa con el PT reformista y se organice de forma independiente junto a los campesinos y pueblo pobres, luchando por un programa revolucionario.


5.            Esta nueva etapa política revolucionaria en Brasil debe ser aprovechada. Sin embargo, actualmente la crisis de dirección revolucionaria, que garantice llevar esta lucha revolucionaria hasta sus últimas consecuencias, amenaza con abortarla.


6.            En contraste a esta debilidad, apoyamos la organización de asambleas populares que deben extenderse a empresas (incluido el sector del transporte), barrios y favelas. Estas asambleas deben crear comités de acción como órganos revolucionarios organizativos y pre-Partido. Desde estos comités deben elegirse delegados que construyan una coordinación nacional para conducir eficazmente la lucha.


7.            Los comités de acción deben llamar a los sindicatos, organizaciones y elementos revolucionarios a unirse a la lucha. Sólo la organización independiente de la clase obrera podrá garantizar el éxito.


8.            La tarea principal es derrocar al capitalismo y la construcción del socialismo a nivel mundial. Esto solo será posible a través de una dirección internacional revolucionaria auténtica con un programa marxista revolucionario contra el capitalismo.


9.            La clase obrera revolucionaria brasileña debe luchar contra las direcciones traidoras, reformistas, renegadas del trotskismo y denunciarlas abiertamente. Es urgente que la clase obrera brasileña adopte un programa revolucionario de acción (nacional e internacional) que conlleve a la creación de un comité o núcleo fundacional de un nuevo Partido bolchevique independiente. En orden de ayudar en esta tarea imprescindible, debemos establecer un contacto más estrecho con organizaciones, militantes, activistas y trabajadores revolucionarios en Brasil.


10.          Debemos avanzar en la pronta construcción de un Partido obrero bolchevique independiente en Brasil como parte de la nueva Quinta Internacional de los Trabajadores. La RCIT en Venezuela está comprometida también con esta tarea.

 

¡No hay futuro sin socialismo!

¡No hay socialismo sin revolución!

¡No hay revolución sin Partido revolucionario!

 

 

Corriente Comunista Revolucionaria Internacional (RCIT) - Venezuela

 

E-mail: rcitvenezuela@gmail.com

Web:http://www.thecommunists.net

Free Homepage Translation