Llamado Urgente para la Unidad y la Lucha Conjunta sobre una Plataforma Revolucionaria

Carta abierta a todos los auténticos revolucionarios por una Conferencia Internacional en el 100º  Aniversario de la Revolución de Octubre para avanzar en la construcción de un Partido Mundial Revolucionario

 

Publicado por la Corriente Comunista Revolucionaria Internacional (CCRI), 09.01.2017, www.thecommunists.net

 

 

 

Camaradas, hermanos y hermanas!

 

Este es un llamado urgente a todos los auténticos revolucionarios para unirse donde podamos avanzar en la construcción de una dirección para la lucha contra la ofensiva reaccionaria de la clase dominante. La RCIT considera esta tarea como la más importante del periodo actual, demanda toda nuestra dedicación y seriedad de los revolucionarios en los países de alrededor del mundo.

 

Así que, hablemos acerca de este tarea directamente y sin diplomacia alguna. A aquellos que simpatizan con lo que EEUU y Rusia llaman “Guerra del terror” in Medio Oriente y África; aquellos que saludan la asesina conquista  de Assad sobre Aleppo como una “victoria”; aquellos que dan la bienvenida a la represión de la Dictadura Militar contra toda la oposición; aquellos quienes  Tsipras y la dirección de SYRIZA en Grecia por su política gubernamental “realista” en implementar el Memorandum-UE –aquellos nosotros les sugerimos: no continuar leyendo nuestra propuesta, será solo una pérdida de su tiempo!

 

Pero aquellos quienes se han determinado a luchar contra las agresiones de todas las Grandes Potencias en Oriente y Occidente; quienes están listos para defender a los trabajadores y oprimidos contra los imperialismos y sus lacayos locales; quienes están listos para pelear contra la burocracia dentro del movimiento obrero que está estrangulando la resistencia de nuestra clase- para ustedes nosotros les decimos: consideren nuestra propuesta seriamente y permítanos unir nuestras fuerzas ahora en construir Partido Mundial Revolucionario que logre avanzar la lucha contra el capitalismo y el imperialismo, así como por la revolución socialista en todo mundo!

 

2017 es el 100 Aniversario de la Revolución de Octubre, el más importante evento de la historia moderna cuando los trabajadores y campesinos dirigidos por el Partido Bolchevique conquistaron el poder por primera vez. De cualquier forma, este aniversario también nos recuerda –en contraste a 1917- la total ausencia de tal Partido Bolchevique el día de hoy!

 

Nosotros llamamos urgentemente a todos los auténticos revolucionarios a la unidad, porque el problema más grave del presente periodo no es la falta de lucha y resistencia de los trabajadores y oprimidos. El sistema capitalista está en decadencia y sus contradicciones económicas, políticas y militares se están acelerando, como la CCRI ha subrayado en su último documentoPerspectivas Mundiales. La profunda crisis del sistema imperialista está provocando constantemente luchas de masas y revoluciones. Sin embargo, el punto clave es, más bien,la carencia total de una dirección revolucionaria y, por lo tanto, existe el dominio de las organizaciones populares y de trabajadores por fuerzas estalinistas, socialdemócratas, Castro-Chavistas, populistas pequeño-burguesas o islamistas. Sin embargo, estas falsas direcciones son totalmente corruptas y siempre venden la lucha popular a cambio de algunos puestos y privilegios; o son honestos y dedicados pero combinan heroísmo individual con una estrategia que reemplaza a las masas de la movilización y organización de la revolución con una concepción militarista y elitista de la autodefensa. Mientras uno pudiera decir que la última opción es una versión más honesta, no obstante, es una estrategia que lleva a un callejón sin salida.

 

Consecuentemente la decadencia del capitalismo va mano a mano con la profunda crisis de las organizaciones tradicionales de las masas de la clase trabajadora y oprimida.  Debemos decirle a los trabajadores y oprimidos la verdad: mientras ellos sigan dirigidos por fuerzas no revolucionarias, su lucha está condenada a terminar en un callejón sin salida, o incluso, en una contra-revolución.

 

La conclusión de esto, no es una lectura arrogante de las masas y la abstención pasiva en sus luchas. Sólo los sectarios y traidores pueden llegar a tales conclusiones. Uno solo puede actuar como revolucionario si él o ella están participando activamente en las batallas de clase, junto con sus hermanos y hermanas están luchando una y otra vez contra los poderosos. Tal participación en la lucha popular es también necesaria, de hecho, mucho más urgente si la dirección de las masas no es revolucionaria. Es crucial para cambiar las direcciones incorrectas consistentemente; algo que solo puede ser hecho dentro de las la lucha de clases pero nunca fuera.

 

Los auténticos revolucionarios deben combinar tal participación activa en las luchas populares con una implacable propaganda y agitación para las tácticas y consignas revolucionarias, con una lucha política consistente en contra de las burocracias y falsos líderes y con incansables esfuerzos para organizar a los militantes trabajadores y oprimidos más conscientes en un partido revolucionario (o como un primer paso en núcleos pre-partido).

 

Porque la naturaleza política, económica y militar del capitalismo es invariablemente internacional y ante la necesidad de tareas globales, la organización de la clase trabajadora y sus luchas, solo pueden ser internacionales. Todo esfuerzo limitado y puramente nacional para construir un partido revolucionario está condenado a degenerar tanto a nivel político como organizativo. Los Auténticos Marxistas tienen que trabajar incasablemente para construir un Partido Mundial Revolucionario o están fallando en su misión fundamental!

 

Cierto, el nuevo Partido Mundial Revolucionario –levantado sobre la tradición de las primeras cuatro Internacionales y basada en las lecciones de los grandes revolucionarios Marx, Engels, Lenin, Luxemburgo y Trotsky –no puede ser establecido en una sola lucha-. Tal Internacional debe ser probada políticamente en las luchas de los trabajadores y oprimidos. Sin embargo, la organización de núcleos– independientemente de su tamaño actual- para construir tal partido mundial puede y debe comenzar de inmediato. Esperar a otros para hacer este trabajo es una actitud pasiva y cínica- solo intervenir y actuar colectivamente en una escala nacional, así como internacional, es digno de un revolucionario!

 

Hacemos un llamado urgente a todos los auténticos revolucionarios para que inicien inmediatamente reuniones para la discusión de una plataforma concreta para la lucha de clases y para avanzar en la construcción de un Partido Mundial Revolucionario.

 

Como primer paso concreto en esta dirección, la CCRI propone que con los interesados, organicemos conjuntamente una conferencia internacional en 2017, año del 100º Aniversario de la Revolución de Octubre. Esta conferencia debería sentar las bases para un trabajo colectivo conjunto para la formación de un Partido Revolucionario Mundial.

 

Reunirse para una iniciativa conjunta para la organización internacional de revolucionarios sólo es posible sobre la base de un acuerdo sobre las cuestiones políticas clave de la actual lucha de clases mundial. Como ya hemos indicado en nuestro documento de la Perspectiva Mundial, la CCRI considera las siguientes cuestiones como piedras claves programáticas en la actual fase política:

 

a) Reconocimiento de la aceleración de la rivalidad entre las grandes potencias imperialistas - Estados Unidos, UE, Japón, Rusia y China. Sólo es posible comprender la dinámica de conducción del actual período de crisis capitalista y tomar una posición correcta si se reconoce el carácter imperialista no sólo de los EE.UU., la UE y el Japón, sino también de las nuevas potencias emergentes, Rusia y China. Sólo sobre esta base es posible llegar al único programa correcto sobre este tema: el derrotismo revolucionario, es decir, la perspectiva de una lucha constante contra todas las potencias imperialistas. Esto significa, que los revolucionarios se niegan a prestar apoyo a cualquier Gran Potencia en los conflictos interimperialistas bajo el lema "¡El enemigo principal está en casa!".

 

b) Una lucha constante contra el imperialismo. Los revolucionarios representan la derrota de los estados imperialistas en cualquier conflicto con las fuerzas que representan a los pueblos oprimidos y para la victoria militar de éstos sin dar ningún apoyo político a la dirección no revolucionaria de los oprimidos (por ejemplo, los pequeños burgueses Islamistas, nacionalistas). Esto es cierto, tanto en los conflictos internos (por ejemplo, contra una nación oprimida como el pueblo checheno en Rusia) como en las guerras en el exterior (por ejemplo, Afganistán, Siria, Malí, Somalia). Del mismo modo, los revolucionarios deben luchar por las fronteras abiertas en los países imperialistas y por la plena igualdad de las minorías nacionales y de los migrantes. Además, los revolucionarios se niegan a prestar apoyo a un campo imperialista contra otro en cualquier conflicto dado (por ejemplo, Brexit vs. UE, Clinton vs. Trump).

 

c) Apoyo continuo a la Revolución Árabe. Los levantamientos populares de masas en Túnez, Egipto, Libia, Siria, Yemen y otros países han sido el desarrollo más importante y progresivo de la lucha de clases hasta el momento desde el comienzo del nuevo período histórico de 2008. Es cierto, dada la falta de liderazgo revolucionario, las masas han sufrido una serie de derrotas terribles -como el golpe de Estado del general al-Sisi en Egipto en julio de 2013 o la continua matanza del pueblo sirio en manos de Assad y sus partidarios extranjeros. Sin embargo, el proceso revolucionario continúa y esto se refleja en la actual resistencia popular en Siria, Yemen, Egipto, Marruecos, etc. Fuerzas revolucionarias auténticas deben dar apoyo incondicional a estas luchas populares contra las dictaduras y las fuerzas reaccionarias, sin dar ningún apoyo político a sus dirigentes no revolucionarios (por ejemplo, los islamistas pequeñoburgueses).

 

d) Participación en todas las luchas de masas contra los programas de austeridad y contra los ataques reaccionarios a los derechos democráticos. Los revolucionarios se oponen a todas las formas de sectarismo que rechazan la participación en las luchas de masas bajo el pretexto de sus liderazgos no revolucionarios. En cambio, aplican la táctica del frente único en las luchas de los obreros y campesinos dirigidos por las fuerzas reformistas o populistas contra el programa de austeridad (por ejemplo, sindicatos, organizaciones de masas de los campesinos y los pobres urbanos, pero también partidos políticos como MORENA en México, SYRIZA En Grecia antes de 2015, PODEMOS en España) o contra golpes y dictaduras antidemocráticas (PT, CUT, MST en Brasil, islamistas en Egipto, rebeldes en Siria). Esa orientación debe combinarse con una lucha constante contra todas las formas de frente popular y populismo pequeñoburgués, y por la ruptura de los obreros y campesinos de estas direcciones no revolucionarias para avanzar en la formación de un Partido Obrero independiente y revolucionario.

 

Sin embargo, el acuerdo sobre tales bases sólo puede ser el punto de partida para una fase intensiva de discusiones y acciones comunes. Es importante desarrollar una comprensión conjunta de la teoría y el programa marxista, lo que también puede hacer que las discusiones polémicas e incluso acentuadas entre las organizaciones participantes sean necesarias. Esta comprensión programática conjunta tiene que ser probada implementándola en la práctica a través de actividades comunes.

 

Por lo tanto, hacemos un llamado a todas las organizaciones que honestamente se esfuerzan por crear un nuevo Partido Revolucionario Mundial para unir sus fuerzas sobre la base de estas claves programáticas. Concretamente, la CCRI propone que los revolucionarios constituyan un Comité Conjunto de Contacto de todas las fuerzas que coinciden en general con tal visión. La tarea de tal comité sería preparar política y organizativamente una Conferencia Internacional en 2017. El objetivo de tal conferencia sería discutir medidas concretas para avanzar en la formación de un Partido Revolucionario Mundial.

 

La CCRI aporta sus documentos fundamentales para el debate entre los militantes revolucionarios, en particular su recién adoptado programa Manifiesto para la Liberación Revolucionaria. Sin embargo, estamos igualmente listos para estudiar y discutir documentos de otras organizaciones. Estamos convencidos de que auténticos revolucionarios podrán elaborar sobre la base de tales documentos una plataforma conjunta para el trabajo común hacia la construcción de un partido revolucionario mundial.

 

Somos conscientes de que no siempre es fácil crear una organización internacional conjunta con fuerzas procedentes de diferentes tradiciones y experiencias. Los revolucionarios no deben asustarse por la posibilidad de discusiones polémicas y la necesidad de probar posiciones diferentes en la lucha de clases. Sin embargo, una actitud seria ante las diferencias -es decir, una discusión franca sobre ellas en lugar de ocultarlas diplomáticamente- es, al final, la única manera honesta y fructífera de superarlas.

 

Del mismo modo, según sea el caso, si es necesario crear, de antemano, etapas intermedias para aprender unos de otros y acercarse sistemáticamente. ¡Pero es indispensable que comencemos juntos este proceso ahora!

 

Camaradas, sólo podemos honrar el legado de la revolución socialista de octubre de 1917 si actuamos colectivamente en el espíritu y sobre la base de las lecciones programáticas y organizativas de los bolcheviques. Unamos fuerzas para hacer frente a la misión histórica de nuestra generación con determinación decisiva: ¡la creación de un Partido Revolucionario Mundial como el instrumento más importante de la clase obrera en su lucha por la liberación! No perdamos tiempo ni desperdiciemos energía; Vamos a avanzar - juntos - AHORA!

 

No hay futuro sin el socialismo!

 

No hay socialismo sin revolución!

 

No hay revolución sin un partido revolucionario!

 

 

 

* * * * *

 

 

 

Animamos a las organizaciones y activistas que comparten la perspectiva general de esta Carta Abierta a que nos contacten y nos envíen sus ideas y críticas para que podamos discutir pasos concretos hacia la discusión y colaboración conjuntas: rcit@thecommunists.net

 

La CCRI es una organización revolucionaria internacional que reúne a secciones y activistas en 13 países sobre la base de un programa conjunto y los principios organizativos del centralismo democrático(Pakistan, Sri Lanka, Yemen, Tunisia, Israel/Occupied Palestine, Turkey, Brazil, Mexico, Venezuela, Aotearoa/New Zealand, Britain, Germany, and Austria).

 

Para una visión más amplia de los puntos de vista del RCIT, nos referimos a aquellos que están interesados en nuestro sitio webwww.thecommunists.net Queremos llamar la atención particularmente a nuestro Manifiesto para una Liberación Revolucionaria. Las tareas de la lucha de liberación contra el capitalismo decadente (adoptado por el 1er Congreso de la CCRI en octubre 2016, https://www.thecommunists.net/home/espa%C3%B1ol/ccri-manifiesto-2016/). Estamos en un proceso de publicar este Manifiesto, al menos, en siete idiomas distintos en las próximas semanas.

 

También remitimos a los lectores al último documento de la Perspectiva Mundial del RCIT: Perspectivas Mundiales 2017: La Lucha Contra la Ofensiva Reaccionaria en la Era del Trumpismo. Tesis sobre la situación mundial, las perspectivas de la lucha de clases y las tareas de los revolucionarios (adoptado el 18 de diciembre 2016, https://www.thecommunists.net/theory/world-perspectives-2017/).

 

 

 

Free Homepage Translation